5.245 trabajadores de Seat se han acogido a la baja voluntaria

Un total de 5.245 trabajadores de Seat se han acogido a la baja voluntaria incentivada, propuesta por la dirección, y se espera que para finales del presente año sean 6.000 los trabajadores que hayan dejado de pertenecer a la plantilla de la empresa, según han informado a Efe fuentes de la Unión General de Trabajadores (UGT).La cifra estimada se basa en las trescientas jubilaciones anticipadas previstas y en los posibles trabajadores de mano de obra indirecta que se sumen a las bajas voluntarias aceptadas, ya que la empresa ha ampliado el plazo de solicitud para esta sección hasta finales de año.

Durante estos días, el comité de empresa negocia con la patronal los aumentos salariales para los próximos dos años, último punto que resta para la aprobación del plan global de viabilidad de cinco años. La empresa propone un aumento del 5,5% para 1982 y del 6,5% para 1983. El comité solicita, por su parte, un 7 % y un 11 %, respectivamente. La propuesta, sin embargo, ha sido objeto de discrepancias en el seno del comité de empresa y fue aprobada por escaso margen: 33 votos a favor de los representantes de UGT y USO, frente a 30 en contra de los delegados de CC OO y de la Confederación General de Cuadros y Mandos. La negociación del convenio y el referendum sobre el plan de viabilidad presentado por la empresa han dado pie a un enfrentamiento entre los dos sindicatos mayoritarios.

CC OO acusó a UGT de "negociar por debajo de la banda salarial del ANE, aceptando la congelación de todos los demás conceptos retributivos". El secretario de prensa de UGT de la factoría de la zona franca, Tomás Martín, calificó estas imputaciones de "falsas", añadiendo que "es lamentable que CC OO pacte ahora con los cuadros y mandos, cuando nunca se han podido ni ver, para intentar obtener la mayoría enlas votaciones del comité". Por otra parte, "el ANE contempla que la banda salarial para las empresas con pérdidas sea del 9% anual, a lo que nosotros nos ajustamos al solicitar un 18% en dos años".

CC OO culpa también a UGT de aceptar que en el referendum que se convocará para la aprobación del plan de viabilidad, que tendrá una vigencia de cinco años, se pida también la votación de los 5.000 trabajadores que han aceptado la baja voluntaria en la empresa y a los que ya no les va a afectar el plan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS