Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expulsados tres concejales centristas del Ayuntamiento de Segovia

El comité nacional de disciplina de UCD ha resuelto expulsar del partido a tres concejales centristas del Ayuntamiento de Segovia, Ramón Escobar, José Luis Borricón y Javier Gómez Darmendrail, y amonestar públicamente a otros cinco, todos ellos favorables a la autonomía uniprovincial. Los ocho corporativos habían sido objeto de expediente disciplinario y suspendidos en su militancia al haberse constituido como grupo de oposición al alcalde, José Antonio López Arrariz, también de UCD. Esta postura, la adoptaron después de que, a finales de julio, el alcalde y otros tres concejales centristas aprobaran, junto con el grupo municipal socialista, una moción favorable a la integración de Segovia en Castilla y León.

Su actitud venía contando con el respaldo de los máximos impulsores de la uniprovincialidad, los diputados Modesto Fraile y Carlos Gila, el primero de los cuales reconoció haberles aconsejado dicha postura y ofrecido su apoyo moral y material. Se da la circunstancia de que horas antes de que se hiciera pública la resolución del comité de disciplina, los ocho concejales en cuestión habían abandonado la sesión de pleno de la Corporación, en protesta contra la actuación del alcalde, que no había incluido en el orden del día un escrito por el que proponían el nombramiento precisamente de Javier Gómez Darmendrail, para cubrir una vacante existente en la comisión permanente.

Los otros dos expulsados, Ramón Escobar y José Luis Borricén, son, a su vez, vicepresidente primero y segundo, respectivamente, de la Diputación Provincial, cuyo titular, Rafael de las Heras, también está expedientado por el comité de disciplina, al igual que el diputado al Congreso Carlos Gila. AI conocer Ias expulsiones acordadas, Modesto Fraile ha manifestado que se ha utilizado el comité de disciplina como «un arma para forzar voluntades, con una gran irresponsabilidad e ilegalidad». Para el vicepresidente primero del Congreso, el acuerdo disciplinario, constituye «una decisión gravísima, un abuso tremendo que puede traer consecuencias imprevisibles».

Por otra parte, ha sido cursada a todos los afiliados de UCD de la provincia la convocatoria para celebrar, el próximo día 8 de noviembre una asamblea general extraordinaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 1981