Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía Municipal creará un cuerpo de voluntarios de protección civil

La Delegación de Seguridad, y Policía Municipal tiene previsto crear en el primer trimestre de 1982 un cuerpo de voluntarios de protección civil con el fin de que colabore, en caso de catástrofes, con la Policía Municipal, el Cuerpo de Bomberos y las fuerzas dependientes de la Dirección General de Protección Civil. La idea de los responsables de la Delegación es que el cuerpo esté formado por varios grupos de personas preparadas, que actuarán en los distritos a las órdenes de las juntas municipales.

Según informaron fuentes de la Delegación de Seguridad y Policía Municipal, los objetivos y el reglamento de funcionamiento del citado cuerpo de voluntarios estarán elaborados antes de que termine el año. Posteriormente, todas aquellas personas de dieciocho a 65 años que sean aptas serán incluidas en los grupos que se formen.A estos voluntarios se les darán conferencias y participarán en cursillos y seminarios; asimismo está previsto que intervengan en simulacros de catástrofes en unión de miembros de la Policía Municipal y del Cuerpo de Bomberos.

Entre los voluntarios se seleccionarán aquellas personas que por sus conocimientos o aptitudes puedan desempeñar puestos organizativos, como los de jefe de distrito, de barrio o de manzana.

Concienciación ciudadana

El material utilizado en el que ya se ha denominado Plan Municipal de Autoprotección Ciudadana (Plamac) será muy sencillo, ya que, básicamente, consistirá en cascos, monos, palas y picos. Según informaron las citadas fuentes, no se trata de dotar de material especial a los que participen en las, operaciones de rescate, sino de darles una preparación, crear una conciencia de actuación y establecer un sistema que permita mejorar la utilización del material existente.Aunque no está totalmente definida la forma de actuación, parece que en caso de un accidente de circulación de graves consecuencias, un incendio, una explosión de gas o un de sastre de mayor envergadura la Delegación de Seguridad y Policía Municipal sería la encargada de poner el marcha el Plamac.

Los policías municipales, gracias a la vigilancia que ejercen sobre la ciudad, o los bomberos, a través de las llamadas que reciben, serían los encargados de dar la alarma en la mayor parte de los casos. De exceder la magnitud del siniestro a la capacidad operativa de estos cuerpos, se daría aviso a las juntas municipales, que, a su vez, se encargarían de localizar al jefe del barrio o manzana afectados. Se intenta que esta central de comunicaciones sea móvil y tenga varias líneas inalámbricas de teléfono con idea de poder trasladarla en un vehículo al lugar de actuación y avisar desde cualquier punto a los responsables de la zona.

Aunque todavía no se ha tratado el tema de forma oficial con la Dirección General de Protección Civil, se espera que, tras la elaboración del reglamento, se llegue a un sistema de actuación conjunta para no realizar actuaciones paralelas. Por otra parte, el Ayuntamiento solicitará a esa dirección general que se encargue de la preparación técnica de los voluntarios.

Este nuevo reglamento de autoprotección civil será asimismo objeto de un estudio en el curso de las próximas Jornadas de Seguridad Ciudadana que se celebren.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de octubre de 1981