Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seat y Toyota pueden haber llegado ya a un acuerdo de principio

Una delegación de la empresa española Seat inició ayer una nueva ronda de conversaciones con los directivos de Toyota, la primera firma japonesa del automóvil, encaminadas a encontrar algún mecanismo de colaboración conjunta que permita a la primera una salida de la fuerte crisis en que se encuentra tras la salida de Fiat, la multinacional italiana, de la compañía española. Algunos medios indican la existencia de un acuerdo «de principio» no financiero. La delegación española, que llegó el domingo a Tokio, está presidida por Pablo Vidal, secretario general de Seat, quien declaró al corresponsal de Efe en Tokio que «las conversaciones se centrarán básicamente en la elección del modelo a fabricar y en el grado de participación de la industria española en el producto final».

Las mismas fuentes informan que esta ronda de negociaciones es parte de las que se mantienen desde hace un año entre las dos empresas, y que de momento lo único que podía afirmarse era que se continuaba negociando los aspectos empresariales y técnicos de la cuestión, descartándose un inminente acuerdo sobre la misma.

Sin embargo, los expertos automovilísticos coinciden al afirmar que Toyota y Seat han llegado ya al acuerdo de principio de la participación tecnológica, no financiera, por el momento, de la empresa japonesa en la española, pues de otra manera no tendría sentido que se estuviera ya buscando el modelo Toyota más adecuado para fabricar en España.

Este acuerdo, según la Prensa japonesa, consiste fundamentalmente en lo siguiente: Seat recibirá la tecnología y el suministro de componentes.

Estos componentes Toyota permitirán producir unos 10.000 coches anuales y la firma japonesa procurará en el futuro que estos vehículos se fabriquen íntegramente en España. En las negociaciones sobre el coche de Toyota que se fabricará en las factorías Seat se barajan los modelos Mark II y Corona.

Los diferentes modelos

En contra de algunas informaciones aparecidas también en la Prensa japonesa no parece, al observar las características de estos modelos, que la colaboración tecnológica Toyota-Seat vaya a ser, por el momento, en el terreno de los coches pequeños. Los modelos Toyota Mark II son cuatro, de los cuales, dos, el Cressida Sedan y el Cressida Hardtop, tienen una cilindrada de 2.800 centímetros cúbicos. Los otros dos, el Cressida Station Wagon y el Cressida Utility Wagon, los dos de tipo familiar, tienen una cilindrada de 2.000 y 1.800 centímetros cúbicos, respectivamente.

Por lo que respecta a los modelos Toyota Corona, el Corona Sedan CX-Saloon tiene 2.000 centímetros cúbicos de cilindrada, lo mismo que el Corona Wardtop, y tanto el Corona Lift como el Corona Utility Wagon tienen 1.800 c.c. de cilindrada.

En cuanto a las negociaciones sobre el grado de participación de la industria española en estos modelos, el problema está en que, según el vigente acuerdo comercial entre España y Japón, España prohíbe las importaciones de componentes japoneses para montar coches en el país.

Según la Prensa japonesa, el suministro de componentes Toyota o Seat supone hacer frente a este marco legal, y en este sentido, la Administración española está dispuesta, al parecer a admitir las importaciones de los componentes Toyota como caso especial, con la condición de que la empresa japonesa colabore con la española en la futura nacionalización de la producción.

La Prensa japonesa especula estos días con la posibilidad de que el acuerdo tecnológico Toyota-Seat se firme este año, una vez que se superen los actuales obstáculos.

Contando con que el acuerdo se firme, el periódico económico de Tokio Nihon Keizai Shimbun afirmaba recientemente, en un artículo sobre el tema Toyota-Seat publicado en su primera página, que «supone el inicio real de la estrategia internacional automovilística por parte de la empresa Toyota,

El periódico continuaba diciendo, tras recordar la participación de la empresa automovilística japonesa Issan en la española Motor Ibérica, que «con la asociación Toyota-Seat, los dos mayores productores de auto, de Japón consíguen establecer bases de producción en España, país que se integrará próximamente en la Comunidad Económica Europea».

La delegación de Seat permanecerá en Japón hasta el próximo sábado, y, de regreso a España, visitará en Bangkok una planta de una sociedad en la que participa Toyota, donde se fabrican los modelos de esta marca Crown, Corona y Corolla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de septiembre de 1981

Más información

  • La firma japonesa fabricará un modelo de cilindrada media en las instalaciones de la española