Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los fedatarios públicos

Soy un economista norteamericano que lleva residiendo poco tiempo en España. También soy lector de su buen periódico, y he leído la carta del señor Olazábal, que ponía en evidencia ciertas prácticas deshonestas (¿se puede decir esto, o es mejor decir "poco comunes"?) de los agentes de cambio y Bolsa. También leí ayer la respuesta del señor ministro de Hacienda, que me causó una gran impresión el hecho de contestar, y sobre todo en agosto, que dicen que nadie se queda en Madrid.De la carta del ministro, y quizá por mi condición de extranjero, me ha sorprendido la expresión de "profesionales y fedatarios públicos". Y me pregunto: ¿qué tiene que ver la fe pública mercantil con los negocios de la Bolsa y del dinero? Si son profesionales públicos, ¿de quién dependen, si el ministro dice que de él no?

Me llama la atención que España, que en ciertas cosas quiere avanzar tanto, siga con situaciones tan atrasadas en su economía y sin pensar en introducir la idea del broker americano, que son simplemente profesionales que basan su negocio en un sistema de economía de mercado en el cual quien es más eficaz y competitivo hace más negocio./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de agosto de 1981