Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Traid cesa en el Atlético de Madrid

La directiva del Atlético de Madrid decidió ayer rescindir el contrato de José Luis García Traid como entrenador del equipo rojiblanco, a raíz de los incidentes surgidos en el Trofeo Teresa Herresa, donde, al término del partido Atlético-Dínamo de Kiev, el entrenador aragonés y el jugador brasileño casi llegaron a las manos. Martínez Jayo se hizo provisionalmente cargo del equipo, aunque es muy probable que Luis Cid Carriega se haga cargo del mismo en los próximos días. A Dirceu se le declara transferible y se le impondrá una sanción superior a las 600.000 pesetas.El enfrentamiento García Traid-Dirceu explotó el pasado domingo, aunque, según el presídente atlético, Alfonso Cabeza, ya habían existido otro tipo de problemas con anterioridad. Al ser sustituido Dirceu mediada la segunda parte del partido -estaba visiblemente cansado y había fallado un penalti-, se enfadó y, al pasar por el banquillo, le dijo al entrenador que no tenía ni idea. Posteriormente le arrojó a sus pies el chandal en tono despectivo.

Traid aguantó en ese momento, pero los hechos se agravaron luego en vestuarios. Dirceu le dijo que no quería jugar más con él, y el técnico aragonés se abalanzó sobre el brasileño. Aunque no llegaron a golpearse, fue oportuna la intervención de Angelín, segundo masajista del equipo, y del defensa central Balbino, quienes separaron a los dos contendientes. Traid, en su informe emitido a la directiva, asegura que «le hubiese roto la cabeza en esos momentos. Si me lo hubiese propuesto, le habría dado la paliza de mi vida». El entrenador, curiosamente, había firmado un nuevo contrato, con ficha entre cinco y seis millones -que se le respetará, según el club-, el pasado viernes.

Alfonso Cabeza se enteró obviamente de todos los incidentes, así como de algunas otras diferencias que existían entre el entrenador y algún miembro de la plantilla. Traid le echó también una fuerte bronca a Mínguez por negarse éste a lanzar el penalti frente al Dinamo de Kiev, que luego falló Dirceu. En la cabeza del presidente rojiblanco ya comenzó a bullir la idea del cese del entrenador, porque a primera hora de la mañana del lunes Cabeza comentaba a EL PAIS en tono confidencial que el martes, en la reunión de la junta directiva, «podría suceder algo gordo».

Ayer, ante la directiva rojiblanca, desfilaron para exponer sus versiones García Traid, Dirceu, Jayo, el doctor Ibáñez, los masajistas Cachadinas y Angelín, el delegado Carlos Peña y el jugador Balbino. Cabeza hizo subir en otra ocasión a Traid y Dirceu -ambos tuvieron unos ademanes de pedirse perdón-, a quienes comunicó de forma, directa las decisiones adoptadas. El técnico salió malhumorado, muy enfadado, diciéndole a un funcionario rojiblanco: «Puedes quedarte con el chandal. Te lo, doy». Al querer preguntarle su impresión, dijo: «No hago declaraciones, ni ahora ni tal vez nunca». Traid, con los ojos enrojecidos, se reunió posteriormente con los jugadores en el césped del Manzanares y se despidió de ellos. Respecto a Dirceu, tampoco quiso hacer manifestaciones, aunque en entrevista previa le confesaba a este periódico que «me enfadé al ser sustituido porque, a nadie le gusta que le quiten, y estaba nervioso».

Por su parte, Alfonso Cabeza señaló que «se ha adoptado esta decisión en base al principio de disciplina. El jugador pagará el dinero, y si es necesario que se deposite en la Federación estoy dispuesto a ponerlo de mi bolsillo». v

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de agosto de 1981

Más información

  • Dirceu, que se enfrentó con él, multado y transferible