Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reunión de dirigentes socialistas catalanes para estudiar la sustitución de Joan Reventós

Un grupo de altos dirigentes del PSC-PSOE se reunió con el fin de elaborar un documento en el que instase la celebración de un congreso extraordinario y la sustitución de Joan Reventós al frente del partido. Esta es la reunión más destacable de las muchas efectuadas en los últimos meses, siempre al margen de las estructuras del partido y con el principal fin de buscar un sustituto a Reventós.

La reunión tuvo efecto el pasado viernes, en casa del senador socialista Josep Andreu Abelló, quien es asimismo la figura de mayor prestigio histórico dentro del partido. Además del anfitrión asistían Eduardo Martín Toval, portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento catalán, y secretario nacional de política parlamentaria; Josep María Triginer, primer secretario de la federación de Barcelona y antiguo primer secretario de la autodisuelta Federación Socialista Catalana del PSOE; Ernest Lluch, portavoz del Grupo Parlamentario Socialistas de Cataluña, en el Congreso de los Diputados, y Didac Fábregas, dirigente de una pequeña corriente interna del PSC-PSOE y antiguo secretario general del grupúsculo de extrema izquierda Organización de la Izquierda Comunista (OIC).Habían sido formalmente invitados a asistir al encuentro, pero prefirieron no hacerlo, el alcalde socialista de Barcelona, Narcís Serra; el primer teniente de alcalde de la misma ciudad, Pasqual Maragall; el presidente de la Diputación de Barcelona, Francesc Martí, y el secretario nacional de política informativa del PSC-PSOE y ex consejero de la Generalidad, Lluís Armet.

El anfitrión del encuentro, Josep Andreu Abelló, preguntado por este diario acerca del contenido y alcance de la reunión, declinó hacer ningún comentario, y solicitó que «por el bien de Cataluña» no trascendiera su celebración. Manifestó que su único interés era «ver si se hace la unidad de todo el PSC». En cambio, otras fuentes de la ejecutiva del PSC-PSOE, no asistentes a la reunión, facilitaron un detallado contenido de la misma. Las fuentes calificaron a los reunidos de cartel de los no, por ser su denomirador común, su no a la sustitución de Reventós por Josep María (Raimon) Obiols. Precisaron que los asistentes a la reunión quieren dar una continuidad a los encuentros. A este efecto hay que señalar que Andreu Abelló indicó que la reunión tuvo efecto el lunes, Io cual permite suponer que la primera -efectuada sin duda el viernes- tuvo continuidad.

La nota más destacada de la reunión fue la coincidencia en la misma de Eduardo Martín Toval y Ernest Lluch, quienes hasta ahora operaban por separado, cuando no como antagonistas, siempre en la búsqueda de una mejor posición personal en la totalmente irremediable sustitución de Reventós. Una idea dominante en la reunión de referencia fue la debilidad de la oposición de Reventós a Pujol

Pujol, afectado

En este sentido es de indicar que la sustitución, en ciernes desde hace meses, de Joan Reventós, preocupa especialmente al presidente de la Generalidad, para quien sería preferible su continuidad, dada la escasa capacidad que muestra el actual líder socialista. Sea quien sea su sustituto, éste intentará dinamizar el partido, lo cual implica necesariamente una mayor beligerancia en su condición de principal fuerza de la oposición frente a un Gobierno autonómico que carece de mayoría parlamentaria.Obiols es el dirigente socialista que cuenta con el apoyo mayoritario del partido -su mayoría en el último congreso fue de un 60%-, pero, en cambio, no posee el apoyo necesario en la UGT, en, el grupo parlamentario y en el conglomerado institucional formado básicamente por los concejales y alcaldes socialistas.

Obiols busca un pacto con elementos fuera del poder

Por ello Obiols busca un pacto con estos elementos de poder situados fuera de las estructuras regulares del partido, debido precisamente a la debilidad organizativa del PSC-PSOE. No cabe duda de que la denominada solución Obiols pactada (con UGT y también con Serra, que pasaría a ser oficialmente el candidato socialista a la presidencia de la Generalidad) es la más probable.Quienes quedan al margen de este proceso de sustitución de Reventós por Obiols fueron los que propiciaron la reunión en casa de Andreu Abelló. Es un tipo de reacción -la generada entre los altos dirigentes ante un cambio que puede dejarles en peor situación- la que crea multitud de movimientos y pactos entre éstos. Se trata de pactos cuyo sentido cambia de un día a otro. Reventós subsiste sólo gracias al apoyo que esporádicamente le prestan los dirigentes socialistas que quedan al margen de la última conspiración. Estos, a su vez, serán los promotores de la próxima operación, esta vez, desde luego, en contra de Reventós, quien entonces será apoyado por los promotores de la anterior operación fallida. Así, sucesivamente. Esta fluidez basada en las grandes aspiraciones personales que cada dirigente posee, es la que permite la supervivencia de Reventós. «En la ejecutiva del PSC-PSOE», afirmó una fuente, «ya no hay secretarías, o mejor dicho, todos se ocupan de la misma, la de preparación de la sustitución de Reventós».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de julio de 1981

Más información

  • La caída del actual secretario general del PSC parece próxima