Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Norma Duval.

Tampoco acaba la saga de la actriz Norma Duval, que ha pasado de denunciada a denunciante y ayer acudió a un juzgado de Madrid para asistir al acto de conciliación entre ella y la familia de su prometido, Jorge García Lago. No hubo avenencia y la cuestión sigue pendiente. Un pequeño recuento de los hechos: la vedette fue denunciada por la familia de García Lago porque estimaba que la señorita Duval cometió el delito de allanamiento de morada viviendo en la casa madrileña de su novio. La policía la detuvo, el juez consideró su caso y sobreseyó la causa. Ya en libertad, Norma presentó denuncia contra los denunciantes. Ahí no acabó todo, como se ve. Ahora la actriz pide la devolución del regalo de pedida de mano efectuado por Jorge. Consiste en una pulsera, una sortija y pendientes de brillantes y zafiros azules. El valor de todo se acerca a los doce millones de pesetas. Europa Press informa que la denunciante también había reclamado un televisor en color valorado en 140.000 pesetas y unos cuadros que también le habían sido regalados y que habían quedado en el domicilio que los García Lago tienen en París. Estos objetos sí le han sido devueltos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de julio de 1981