Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Avance de los socialistas italianos en las elecciones administrativas

En las elecciones administrativas italianas del domingo y lunes, en las que participaron unos nueve millones de votantes, han obtenido una clara e indiscutible victoria los socialistas, que han aumentado, como medida, un 4% respecto a las elecciones de 1976 y de 1979. Esta consulta, a nivel regional, provincial y local, tenía un interés político indicativo importante.En algunos lugares, como Bari, la ciudad natal de Aldo Moro, el presidente de la Democracia Cristiana (DC) asesinado por las Brigadas Rojas, los socialistas han pasado del 10% al 23% de los votos, superando al partido comunista. La Democracia Cristiana ha perdido aquí, en Bari, el 5% de los votos, mientras en Génova su descenso ha llegado al 7%. Nunca el partido de mayoría relativa había recibido un golpe tan duro.

También en Fogia, bastión democristiano, la DC ha bajado cinco puntos.

Sólo en las elecciones regionales de Sicilia, la Democracia Cristiana ha conseguido mantenerse sin perder, mientras el partido comunista ha perdido cuatro escaños y el partido socialista ha ganado tres.

En Roma se ha confirmado el Gobierno de izquierdas instalado hace cinco años. Aquí la batalla de los democristianos había sido durísima para recuperar a los católicos en «la ciudad del Papa». Pero de los resultados casi definitivos a la hora de transmitir esta crónica se confirma la afirmación del partido comunista y el aumento de los socialistas, mientras la Democracia Cristiana ha perdido el 4% de los votos.

Se demuestra también que la cambiante política del partido comunista, que ha pasado en poco tiempo de la estrategia del «compromiso histórico» a un ataque frontal a la Democracia Cristiana, no obtiene consensos en electorado y pierde terreno en el Norte y el Sur.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1981

Más información

  • Pierde terreno la Democracia Cristiana