Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimiten todos los miembros parlamentarios de la Diputación General de Aragón

Todos los miembros parlamentarios de la Diputación General de Aragón, incluido su presidente, Juan Antonio Bolea, presentaron ayer su dimisión ante el consejo de gobierno del organismo preautonómico, acogiéndose al decreto de 27 de febrero último, que permite el acceso al mismo de personas no parlamentarias. Bolea había hablado el pasado fin de semana de sus proyectos en el ente preautonómico.

La decisión ha causado una cierta sorpresa en Aragón, ya que el citado decreto no prohíbe que los consejeros sean parlamentarios, y todo parece indicar que la medida puede tener otras motivaciones. De hecho, la Diputación General era en la actualidad un organismo inoperante y muy lejano al sentimiento de los aragoneses. Hace un año, los socialistas presentaron su dimisión, y en los últimos tiempos varios miembros de Unión de Centro Democrático, incluso consejeros, habían expresado sus quejas al funcionamiento de dicha Diputación General.Además del presidente Bolea, han expresado su voluntad de renunciar al cargo el vicepresidente, Alberto Ballarín Marcial; el secretario general, José Angel Biel, y los consejeros José Luis Moreno, Manuel Tixaire, Antonio Jimeno y Manuel Fábregas, todos ellos senadores.

Se da la circunstancia de que el pasado fin de semana el presidente de la Diputación General aragonesa, Juan Antonio Bolea, habló largamente en un acto público sobre los proyectos del organismo preautonómico, sin que nada hiciera sospechar la decisión que iba a adoptar en el primer día hábil de la semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1981