Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general Torres Rojas, trasladado a un acuartelamiento de Madrid

El general de división, Luis Torres Rojas, arrestado en relación con el intento de golpe de Estado del pasado 23 de febrero, se encuentra desde ayer en Madrid, adonde ha sido trasladado procedente de La Coruña, ciudad en la que ejercía el mando como gobernador militar. El general Torres ha sido enviado a una unidad militar, en la misma situación de arresto que los generales Milans del Bosch y Armada, que se encuentran en diferentes dependencias castrenses.Casi al mismo tiempo de este traslado, la autoridad militar ordenó, en las últimas horas, la distribución de los guardias civiles que secundaron la acción de Tejero en distintas dependencias de la Benemérita, en Madrid. Estos guardias civiles, entre los que se encuentran algunos suboficiales, se hallaban desde el pasado martes por la tarde en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada, de Valdemoro. Todos ellos permanecen en idéntica situación de arresto y están siendo interrogados por la autoridad judicial militar encargada del caso. El arresto es indefinido, hasta que se delimiten las responsabilidades de cada uno.

Precisamente, la agencia ANI informó ayer que los oficiales del Ejército y los guardias civiles autores del intento de golpe de Estado han sido acogidos calurosamente en los diversos acuartelamientos a donde han sido trasladados. En algunos de ellos incluso se han ofrecido a dichos oficiales una comida especial.

EL PAIS, días pasados, daba cuenta de que los jefes y oficiales arrestados estaban recibiendo numerosas visitas, no sólo de familiares, sino de compañeros de armas, hecho éste que, en algunos círculos políticos, ha causado cierto malestar, porque podría interpretarse como supuestas acciones de solidaridad.

Por otra parte, ayer quedó disuelta la unidad informativa centralizada, que se creó para facilitar información sobre todo lo relacionado con el intento golpista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1981