Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Cabeza quiere echar a Helenío Herrera del país

El Atlético no acudirá más durante esta temporada a ninguna reunión federativa, según anunció ayer el presidente rojiblanco Alfonso Cabeza a su regreso de Brasil. Aunque afirmó que admitía la sanción de un mes impuesta por el Comité Jurisdiccional, Cabeza arremetió contra el fallo, advirtió que «me importa un bledo nuevas sanciones», y tuvo palabras graves para Helenio Herrera, entrenador del Barcelona, del que dijo: «Hay que echarle del país por las chorradas seniles que dice».La guerra Cabeza-Federación puede estallar la próxima semana. Cabeza aseguró que va a esperar los acontecimientos que puedan producirse hoy en Murcia, «donde me estoy oliendo la tostada», para decidir si abandona el fútbol. «Consultaré con la almohada, la cama, mi mujer y mis hijos, y hasta con Porta y Plaza. ¿Les conocen?» De Porta, presidente federativo, y Plaza, de los árbitros, el doctor Cabeza señaló que «si quieren pueden arbitrar el próximo partido contra el Barcelona. Me da lo mismo».

MÁS INFORMACIÓN

Cabeza atacó de forma clara el fallo y el método «sospechoso» seguido por el Comité Jurisdiccional para sancionarle. «En el fútbol español se crean comités cuando no se quiere trabajar. ¿Cómo se llama éste que me ha sancionado? ¿Jurisdiccional?, bueno, vale. Parece que yo sea el malo de la película o el tonto del pueblo. Estoy hasta el gorro. Hay personas que han dicho cosas más graves, y no les ha pasado nada. José Luis Núñez dijo en una reunión de presidentes, con Porta delante, que los árbitros ayudaban al Madrid. Luis de Carlos ha hablado de decretos o manejos para que su club no gane la Liga. Orbegozo calificó de vergonzoso un arbitraje en Barcelona. De lo de Casaus del año pasado ya nadie se acuerda. Además han esperado dos meses, y que pasara por el Manzanares un partido de la selección, para sancionarme. Esto no es serio».

Al hacerIe ver que por sus nuevas declaraciones podrían volver a castigarle, Cabeza concretó: «Me importa un bledo. Si no puedo sentarme en el palco, me iré a la grada de socios con mi mujer». Respecto a la crisis de su junta directiva, intentó quitar hierro inicialmente. «Se ha desmadrado un tema que pasó hace un mes», aunque se mostró amenanzante luego, al señalar que «la puerta está abierta. Lo que pasa es que no se va nadie. Puedo quedarme perfectamente solo». También advirtió que el entrenador, García Traid, «un técnico competente y serio », estaba al corriente del intento de fichaje del mexicano Mendizábal, aunque «la misión del técnico es entrenar, y no decir a quién quiere. Si el entrenador dice misa, yo rezo el rosario ».

Sus palabras más fuertes fueron para Helenio Herrera. El veterano entrenador del Barcelona había manifestado que «el golpe militar de esta semana lo había promovido el presidente rojiblanco para frenar la marcha del Barcelona». Cabeza dijo que «en este país somos idiotas por consentir que un tío como este, que no se sabe si es argentino, italiano o coreano, diga esas chorradas seniles. A este tío hay que echarle de aquí». Tras una afirmación irreproducible sobre el linaje de HH, el presidente del Atlético confirmó que Dirceu volverá a la selección brasileña, y calificó de cachondos a los directivos del Cruz Azul por su comporta miento en el caso Mendizábal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de marzo de 1981