Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Baloncesto: Copa de Europa

El Sinudyne, invicto, dificilísimo rival para el Real Madrid

El Real Madrid sufrirá esta tarde, a partir de las seis, su tercera prueba del «examen» de este mes. Se trata del cuarto partido de la fase final de la Copa de Europa, en el que se enfrentará al Sinudyne de Bolonia, actual campeón de Italia, que llega invicto y, a la vista de los resultados, se presenta como gran favorito para disputar la denominada finalísima de la Copa de Europa entre los dos primeros clasificados de esta liga final.

El Real Madrid venció el jueves pasado al TSSKA de Moscú, y el domingo, al Joventut. Hoy se enfrenta con el Sinudyne, su tercera prueba y reválida europea de la temporada, y el sábado acudirá al Palau Blau Grana, donde, como en otras ocasiones, se juega un 90% de sus posibilidades de obtener el título de Liga. En cuatro días, el conjunto madridista puede verse encaramado en Copa de Europa y Liga o ver disipadas casi todas sus esperanzas en ambos frentes.Nombres que ofrecen garantías

El campeón italiano viene avalado por nombres que ofrecen muchas garantías. Carlo Calieris (1,78 metros) es un base de primera fila; Villalta (2,04) y Bonamico (2,00) son hombres valiosísimos bajo los aros, tanto en una como en otra canasta, y McMillian, un buen americano, pese a que no llega a los dos metros (1,95). No será, ni mucho menos, fácil para el Madrid doblegar a este rival.

Los pupilos de Lolo Sainz tendrán que emplearse a fondo y sacar a relucir todas sus cualidades si quieren salir airosos del trance. La lucha Rullán-Meister frente a Villalta-Bonamico puede resultar tan dramática como espectacular. Se puede asegurar, sin temor a equivocarse, que también puede resultar decisiva. Caglieris puede complicar mucho las cosas a Llorente y Corbalán, y no será fácil para Sainz encontrar quien sujete bien a McMillian. Un partido, en fin, complicado y difícil para el Madrid, lo que no quiere decir que los blancos no tengan capacidad suficiente para resolverlo a su favor. Será, sin duda, un bonito duelo, salvo error o excepción. Serán cuarenta minutos que tendrán mucho que ver para el futuro de la Copa de Europa.

Hora demasiado temprana

Es posible que el hecho de que se juegue a las seis de la tarde y de que sea transmitido en directo por la segunda cadena reste muchos aficionados, pero en ningún caso se descarta una gran entrada. Fue el club italiano quien solicitó el cambio de fecha al Madrid, que accedió, siguiendo su costumbre de mantener las buenas relaciones públicas. Por otro lado, y teniendo en cuenta que el sábado tiene el decisivo encuentro en Barcelona, al club blanco no le viene mal adelantar veinticuatro horas el encuentro.

El Madrid ha tenido en cuenta la circunstancia horaria y mantiene el precio de las entradas numeradas en seiscientas pesetas. Las no numeradas costarán cuatrocientas, y doscientas para los socios. Los menores de catorce años pagarán 75, y si éstos son socios, veinticinco. Este cambio horario es el que obligó a Televisión a ofrecer el partido en la segunda cadena en vez de en la primera, como el del TSSKA, cuando en estos momentos este encuentro tiene mayor interés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 1981