El primer interprete de "Tarzán" agoniza en su residencia de Acapulco (México)

El actor norteamericano Johnny Weismuller, de 76 años de edad, famoso por sus interpretaciones del personaje de Tarzán en veinticuatro películas, agoniza en su residencia de Acapulco (México). Los médicos decidieron hace unos días practicarle una traqueotomía, al ser cada vez más difícil su respiración. La imagen del mítico personaje creado por el escritor Edgar Rice Burroughs, encarnado en la pantalla por el atleta y nadador, se traslada a una vida que se extingue debido a enfermedades físicas y mentales que el actor padece desde hace varios años.

Según los testimonios recogidos de familiares y amigos que siguen la gradual agonía del antiguo rey de la selva, Johnny Weismuller se encuentra derrotado, a la espera de la muerte. Está atendido por su esposa María, dos médicos y una enfermera. La cuarta mujer del actor, según informa Efe, accedió a conversar con el periodista Andrés Campuzano, con la condición de no ver ni sacar fotografías del estado del actor. «La imagen de Johnny tendremos que cuidarla, y ésa es la mejor forma», declaró.El director del semanario Acapulco News, Mike Oliver, norteamencano residente en Acapulco desde hace treinta años y amigo del actor, declaró que Weissmuller nunca volverá a hablar porque carece de memoria. Añadió que ha perdido mucho peso, «debe pesar unos 45 kilos; está completamente acabado. No tiene voz y no reconoce ni a sus familiares». Dijo también que el ex Tarzán tuvo una gran fortuna, «que prácticamente se acabó en los divorcios de sus tres anteriores mujeres. En Estados Unidos, las mujeres lo dejan a uno sin nada». Sus matrimonios anteriores fueron con Bobe Arnst, Lupe Vélez y Beryel Scott.

La locura del héroe

En abril de 1979, los seguidores del famoso intérprete de Tarzán conocieron la locura de su héroe. Tuvo que ser internado en un hospital psiquiátrico de Los Angeles, debido al padecimiento de un síndrome cerebral crónico que le impulsaba a asustar a la gente profiriendo el célebre grito del rey de la selva característico de sus películas. A los pocos meses se instalaba en Acapulco por recomendación de los médicos, para restablecerse de dos derrames cerebrales entre 1976 y 1978, en un lugar con clima tropical.Johnny Weissmuller nació en Chicago, Illinois, en 1904. De padres austriacos, estudió en la Universidad de Chicago. Tuvo buenas actuaciones como nadador en las Olimpiadas de 1924 y 1928, donde consiguió cinco medallas de oro; fue elegido por su físico atlético para interpretar la película Tarzán de los monos, en 1932, adaptación de la novela de Edgar Rice Burroughs (1875-1950), que iniciarla una de las series más populares de la productora Metro. A continuación filmó Tarzán y su compañera (1934), de Cedric Gibbson, y La fuga de Tarzán (1936), Tarzán y su hijo (1939), El tesoro de Tarzán (1941) y Tarzán en Nueva York (1942), de Richard Thorpe. Desde 1948 fue el protagonista de la serie Jungle Jim para la televisión, que se alejó de los planteamientos iniciales de los persoriajes de Tarzán. Weissmuller es el más popular de los intérpretes de Tarzán, que en las diversas adaptaciones ha tenido una larga lista de actores y atletas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de enero de 1981.