Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una banda que había asaltado más de 40 viviendas

Una banda a la que se imputan unos cuarenta robos a viviendas particulares ha sido desarticulada por los inspectores de la comisaría de Usera. El grupo, formado por cuatro personas, estaba conectado a una segunda banda de cinco delincuentes y a un perista o comprador de objetos robados. La policía ha practicado, pues, un total de diez detenciones.José Mato, de 43 años; Angel Izquierdo, de diecinueve; Aureliano de la Cruz, de veinte, y Juan José Martínez, de la misma edad que el anteriormente citado, son los supuestos responsables de más de cuarenta robos en casas particulares de Madrid, Granada, Córdoba, Almería, Pamplona y en otras ciudades. Manuel Cobo, de 57 años, estaba relacionado con ellos en calidad de perista. La detención de los cuatro componentes de esta primera banda fue precedida de una larga y accidentada persecución, en la que perseguidores y perseguidos entablaron un tiroteo sin consecuencias por tejados y terrazas de Alcorcón, donde habían sido localizados. La policía incautó al grupo cinco, escopetas, tres de ellas con los cañones recortados, tres machetes y una navaja automática. También les fueron intervenidas joyas por valor de más de cinco millones. La banda estaba relacionada con el tráfico y el consumo de estupefacientes: a Manuel Cobo le fue ocupada una balanza de precisión, destinada, según parece, a pesar alijos en operaciones de trueque de joyas por droga.

Un segundo grupo

Dentro del mismo ciclo de investigaciones, la policía ha detenido a Juan José y Santiago Cobo, de veintidós y veinte años, respectivamente; Juan Manuel García, de veintidós; Manuel Cobo, de veintiséis, y Angeles Pérez, de diecisiete. Los miembros de este grupo fueron sorprendidos por la policía cuando se estaban inyectando heroína en una vivienda del barrio de Caño Roto. En el registro posterior a la detención fueron incautados dieciocho envoltorios de esta droga, quinientos gramos de marihuana y una cantidad menor de hachís. La policía explica que estas diez personas habían hecho planes para asaltar más viviendas, así como joyerías y otros establecimientos. El arsenal intervenido estaba destinado a estos delitos que no llegaron a cometer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 1980