El presidente Suárez resta importancia a las tensiones en el seno de UCD

Adolfo Suárez restó importancia, en Tenerife, a las actuales tensiones en el seno de UCD, y negó que en su partido existan corrientes enfrentadas radicalmente tras la última reunión de su comité ejecutivo. «Son manifestaciones de puntos de vista», dijo, «que lógicamente deben tener una solución interna en el propio partido. En mi opinión, estas tensiones son enriquecedoras. Otra cosa es que de ahí se intenta extrapolar que en UCD existen enfrentamientos viscerales. Eso no es cierto».

El presidente no quiso aparecer como un triunfador, al lado de socialdemócratas e independientes, frente a democristianos y liberales, en la dirección de UCD tras la citada reunión de su comité ejecutivo. «Bueno, no es que haya salido triunfante», puntualizó. «En nuestro partido existen, efectivamente, diversas posiciones y los acuerdos unas veces se adoptan entre todos y otras por el simple juego de la votación». Situó sus deseos para el próximo segundo congreso de UCD en un solo objetivo: «Espero que permita una consolidación del partido y su afirmación como una opción de centro, moderada y progresista».Estas declaraciones las efectuó ayer Adolfo Suárez, duvante una corta escala en el aeropuerto Reina Sofía, de Tenerife, antes de iniciar su viaje a Colombia, en visita oficial, para asistir a los actos conmemorativos del 150 aniversario de la muerte de Simón Bolívar. El presidente del Gobierno destacó el hecho de que a España se le ha encargado que pronuncie el discurso inaugural de estos actos, «lo que demuestra», según dijo, «que las relaciones de nuestro país con todo el mundo iberoamericano han pasado del plano de lo nostálgico y lo retórico a un plano de realidades concretas, en el terreno político y de los intercambios bilaterales».

El regreso de Adolfo Suárez a España coincidirá con la celebración, el próximo día 21, del referéndum de autonomía de Galicia. El presidente del Gobierno calificó un éxito de este referéndum como un signo esperanzador para el Estado autonómico. «La verdad», señaló, «es que todos tenemos puestas nuestras esperanzas en Galicia y la asunción de la dirección de sus problemas a través de sus propias instituciones significa una aportación positiva al Estado autonómico español».

La violencia "ultra"

Suárez admitió su preocupación, tras los últimos incidentes ultraderechistas en Madrid y Valladolid. «Me parece», dijo, «que, tanto en el caso de ultraderechistas como en el de ultraizquierdistas, esa violencia no es el camino mejor para consolidar una convivencia democrática y en libertad entre todos los españoles». Dijo que en España existe un plan contra el terrorismo que continúa aplicándose como estaba previsto. En relación con la creación de la policía autónoma vasca, que ha permanecido hasta ahora estancada, señaló que es muy posible que muy pronto finalicen las conversaciones con el Gobierno vasco sobre este tema, «y los resultados», dijo, «creo que pueden ser muy satisfactorios. En el avión que le llevaba a Tenerife, el presidente mantuvo una breve conversación con los periodistas que le acompañan en el viaje a Colombia, según informa nuestro enviado especial, Suárez dijo que espera que en el próximo congreso de UCD se presenten dos o más listas en las candidaturas a los distintos órganos del partido. Afirmó que no hará falta una candidatura de «integración» y que espera que juegue la democracia.

En respuesta a una pregunta, comentó en broma que no le preocupaba haber dejado sólo a Landelino Lavilla en Madrid. Más en serio, se declaró preocupado por el problema vasco y lamentó que no se entendiera bien en los medios militares y policiales. Añadió que era optimista, con prudencia, de su conversación con Euskadiko Ezkerra, y afirmó que hay que entenderse con Francia. Por último, el presidente informó que en el próximo Consejo de Ministros se nombrará al próximo director general de Televisión, insinuando el nombre de Fernando Castedo para el puesto.

Televisiones privadas de ámbito estatal

En otro momento, Suárez recordó que hay cerca de 2.000 solicitudes de emisoras de frecuencia modulada, y serán concedidas 125. Indicó que es de desear que sean privadas más que institucionales. Respecto a posibilidades de emisoras privadas de televisión, el presidente comentó que, en todo caso, deberían tener ámbito estatal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción