Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas madrileños, en busca de un nuevo presidente de la diputación

La comisión ejecutiva de la Federación Socialista Madrileña (FSM) se reunió ayer por la tarde con los dieciocho diputados provinciales del PSOE que el viernes de la semana pasada habían amenazado con presentar la dimisión por discrepar con la forma en que los responsables de la FSM estaban tratando la sucesión de Carlos Revilla al frente de la diputación provincial.

En la reunión de ayer fueron tomados en consideración los nombres de tres diputados y de otros tantos socialistas no integrados hoy en la diputación para que una reunión del comité regional, a celebrar el jueves próximo, decida de entre ellos el nombre definitivo del nuevo presidente.Según explicó con posterioridad al término de la entrevista Joaquín Leguina, secretario general de la FSM, la reunión había producido un intercambio de puntos de vista que sirvió para que los diputados aseguraran que la nota distribuida el viernes a los medios informativos a través del gabinete de Prensa de la diputación, en la que anunciaban su posible dimisión, no era una forma de presión, sino una manera de hacer llegar sus puntos de vista a todos los sectores interesados.

De la misma reunión surgió el compromiso por parte de la ejecutiva regional de «tomar nota» de los nombres propuestos por los diputados como candidatos a la presidencia, de entre los que hoy forman su grupo: Arsenio Lope Huertas, María Gómez de Mendoza y Sócrates Gómez. Mientras, se mantenía la que parece ser candidatura oficial de la FSM, José María Rodríguez Colorado, y la que aporta la tercera vía de Alonso Puerta, Luis Rufilanchas.

Los movimientos detectados la semana pasada entre los representantes de los sectores críticos de Madrid, que propugnaban la candidatura de Manuel de la Rocha, actual alcalde de Fuenlabrada, a la presidencia de la diputación, parecieron concluir ayer noche, poco antes de que finalizara la reunión que mantuvieron.

El propio Mantel de la Rocha aseguró a EL PAIS que él no es candidato a la presidencia de la diputación. «Además», agregó, «el sector crítico no postula candidato alguno». Tras afirmar que la actual situación no es más que «una pelea entre los sectores felipistas vinculados con el aparato del partido», el señor De la Rocha aseguró que «la opción del sector crítico, de la izquierda del partido, es más global, y espero que se traduzca, en un plazo razonable, en actuaciones políticas».

Carlos López Riaño, representante del Colectivo Socialista, afirmó ayer que tuvo conocimiento de la posible presentación de Manuel de la Rocha por la Prensa, y que su grupo no va a participar en ningún intento de promocionar o de descalificar a nadie desde fuera de los cauces orgánicos del partido. «El Colectivo Socialista», dijo, «esperará a la sesión del comité regional para apoyar a uno u otro ».

A su vez, los concejales y alcaldes del partido judicial de San Lorenzo de El Escorial mantuvieron otra reunión para discutir la conveniencia de que Francisco Fernández Maganto, alcalde de esta localidad, se viera obligado a presentar su dimisión como diputado provincial para dejar paso al candidato de la FSM, José María Rodríguez Colorado. Los alcaldes no son cargos orgánicos del partido, por lo que su opinión no tiene por qué ser tenida en cuenta oficialmente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 1980

Más información

  • Mientras el sector crítico desmiente la candidatura de Manuel de la Rocha