Automovilismo

Víctor Palomo se pasa a los coches

Víctor Palomo, ex campeón del mundo de esquí acuático, ex campeón del mundo de motociclismo, quiere pasarse a los coches. Convaleciente aún del gravísimo accidente que sufrió el pasado año, mientras disputaba una carrera del Mundial de Motociclismo, que a punto estuvo de costarle la amputación de una pierna, ultima ahora su preparación física para comenzar una serie de pruebas en fórmula 1, de la mano de Bernie Ecclestone y apoyado por el RACE.La lenta recuperación de Palomo de su accidente, jalonada por varias intervenciones quirúrgicas para poder recomponer el fémur de su pierna derecha, con el fin de recuperar un hueso casi pulverizado, dio al piloto catalán el tiempo necesario para replantearse su vida.

Retirado del esquí acuático con el título de campeón del mundo en su poder, forzado en parte por una lesión en las dos rodillas y por haber descubierto el apasionante mundo del motociclismo, Víctor Palomo comenzó desde la base, un deporte en el que, con mucho esfuerzo, mucho sacrificio y muchos accidentes, llegó también a coronarse campeón del mundo en la categoría de 750 cc.

Pero, una vez más, las lesiones obligan a Palomo a reconsiderar su actividad en el deporte, al que el catalán quiere seguir vinculado, casi como una necesidad vital.

Orientado ahora hacia el automovilismo en su más alta acepción -el Campeonato del Mundo de Fórmula 1-, Víctor Palomo, con el apoyo del RACE, realizará dentro de algunas semanas unas pruebas de aptitud al volante de un monoplaza de estas características y bajo la supervisión de Bernie Ecclestone, el hombre que controla el complicado entramado del circo de la fórmula 1. Ecelestone, vinculado al RACE por la organización del Gran Premio de España, parece dispuesto a probar a Palomo. Cuando el piloto español haya fortalecido completamente su pierna lesionada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de septiembre de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50