Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas pruebas para los aspirantes a conducir motocicletas

Los aspirantes al carné de conducir motocicletas deberán, en breve, someterse a un nuevo tipo de pruebas dictadas por la Dirección General de Tráfico. Estas pruebas, mucho más completas que las que hasta ahora se vienen realizando, tienen por objeto equiparar el examen que se hace en España con el que se realiza en Europa. Las nuevas pruebas se efectuarán en base a tres categorías diferentes: A-1, A-2 y A-3. La primera de ellas es para motocicletas de cincuenta a ochenta centímetros cúbicos; la segunda, para máquinas de hasta cuatrocientos centímetros cúbicos, y la tercera, para las que sobrepasen este límite. El acceso a la prueba A-1 podrá realizarse desde los dieciséis años, mientras para las dos restantes la edad exigida es de dieciocho años.Según las nuevas normas, existirá un examen teórico igual para las tres pruebas y un examen práctico en el que, sobre la modalidad actual, se incluyen virajes rápidos, frenadas en pista mojada y otra serie de habilidades que garanticen el perfecto manejo de la máquina por parte de los conductores noveles, cuya insuficiencia es motivo de numerosos accidentes. El examen de A-1 se realizará con motocicleta de ochenta centímetros cúbicos; el de A-2, con una de cuatrocientos, y el de A-3, con una de 650.

De los 120.000 nuevos conductores de motocicleta que cada año obtienen su permiso en España, 14.500 sufren cada año privación de su carné de conducir por infracciones o accidentes. Durante el pasado año hubo en España 7.110 víctimas entre los conductores de motocicletas accidentados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de agosto de 1980