Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona también gestiona su bingo

El Fútbol Club Barcelona podrá tener bingo, en un futuro próximo y de momento aumenta sus ingresos incrementando las cuotas. Guruceta sigue recusado a perpetuidad. El nuevo presupuesto barcelonista, que llega a los 1.100 millones de pesetas, prevé un nuevo superávit de doscientos millones, como las dos temporadas anteriores en que ha estado el presidente Núñez al frente.

Los beneficios del club azulgrana pueden verse incrementados con la aportación de más de sesenta millones anuales como rentabilidad de la cesión de la entidad social a una empresa de explotación de bingos. Sin embargo, esta operación se hará siempre que, por expresa imposición de la asamblea, el bingo no lleve el nombre del Barcelona ni se instale en ningún local azulgrana.Tras dura polémica se llegó a un acuerdo que da libertad a la directiva para, en enero, elevar el precio de las cuotas de socio, en una proporción similar al 6% menos del aumento del coste de la vida.

El presidente Núñez apenas pudo empezar a contestar a un compromisario cuando, al término de la asamblea, éste le preguntó por el caso Guruceta. El abucheo de los 287 compromisarios asistentes (son 1.508) aconsejó al presidente evitar su defensa y Guruceta quedó por un año más purgando su equivocado penalti de Rifé a Velázquez.

Entre los aspectos de la asamblea que más sorprendieron fue la autocrítica de Núñez sobre la gestión técnico-deportiva. Sin embargo -ya es conocida la manera de Núñez de hacerlas cosas-, la autocrítica del presidente parecía más bien una acusación a la gestión llevada a cabo por Muller, Rifé y Herrera, sucesivamente. Según se rumoreaba anoche en la Ciudad Condal, estos comentarios de Núñez pueden impulsar a Rifé a presentar la dimisión como secretario técnico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de agosto de 1980

Más información

  • Se prevé para la próxima temporada otros 200 millones de superávit