Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La avutarda será especie protegida la próxima temporada

El Ministerio de Agricultura tiene ultimada una orden que prohíbe la caza de la avutarda durante la próxima temporada cinegética la agencia Europa Press. La población de esta enorme ave se encuentra en regresión y varias asociaciones han proclamado por su protección. Esta sería la segunda especie que en el período de dos años se protege de la acción cinegética, pues anteriormente fue el urogallo.

La medida de protección a la avutarda ha sido decidida experimentalmente hasta que se realice un inventario de la especie, y figurará en la orden general de vedas de la inmediata campaña de caza, próxima a aparecer en el Boletín Oficial del Estado. Se estima que España es todavía el país del continente con mayor número de avutardas, pero también uno de los países en los que la población decrece a mayor ritmo. En 1970 se calculó un censo de 16.000 ejemplares, número que ahora parece estar reducido a poco más de 11.000.La extinción de la avutarda es un fenómeno mundial, pues, a la acción de los cazadores se une el avance industrial que destruye el hábitat de estas aves, que llegan a pesar, más de quince kilos. Hace dos siglos había avutardas desde Portugal hasta Mongolia, e incluso en el norte de Africa. Hoy han desaparecido de Marruecos, Suiza, Inglaterra, Francia y la República Federal de Alemania. Las mayores poblaciones actuales se encuentran en la Península Ibérica y Centroeuropa. En esta última zona se estima que hay 5.100 avutardas en pequeñas poblaciones aisladas. En la Unión Soviética el censo es de unas 8.000.

La regresión que se ha ido efectuando en las avutardas durante los últimos años ha preocupado, y recientemente el Consejo Internacional de la Caza aconsejó a la delegación española que adoptara las medidas necesarias para evitar la extinción de la especie. En los últimos años ya se tomaron algunas, como la ampliación de la veda en determinadas provincias o la limitación de su caza; sobre este aspecto había un cupo, cifrado en el 4% del censo estimado, es decir, poco más de cuatrocientos ejemplares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 1980

Más información

  • Sin extinción, fenómeno mundial