Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Industrial del Mediterráneo se transformará en comercial

El presidente del Consejo de Administración de Banca Catalana -del grupo de Jordi Pujol, actual presidente de la Generalidad- manifestó a este diario que pretende lograr en un plazo de dos o tres años la conversión del Banco Industrial del Mediterráneo (BIM) en un banco comercial, cuyo ámbito de actuación sería básicamente el País Valenciano y las islas Baleares, así como otras zonas del Mediterráneo, fuera de Cataluña. Asimismo, ayer fueron dadas a conocer las memorias y el balance de Banca Catalana y del Banco Industrial de Cataluña (BIC). De este último se celebró ayer, en Barcelona, la junta general ordinaria. La de Banca Catalana se celebrará hoy.

Según aparece en su memoria, la actividad industrial del BIC ha debido desarrollarse, un año más, «en el difícil marco de la recesión económica». De ahí una reducción de la inversión -que comprende participación accionaria y crédito- y un retroceso de los recursos procedentes de bono de caja, en un 4,3 %.El BIC repartirá un dividendo de cincuenta pesetas por acción, en base a unos beneficios de 212 millones. El capital queda fijado en 4.200 millones de pesetas y las reservas en 3.292 millones.

En cuanto a Banca Catalana, según indica su memoria, también facilitada ayer, su volumen de crédito ha aumentado el 22,5 %, porcentaje que se sitúa por encima del crecimiento del conjunto de la banca comercial (19,2%). Sus recursos propios han experimentado una variación del 22%, fundamentalmente debido al incremento de las reservas. El número de accionistas ha pasado de 11.527 a 13.213. El dividendo a repartir asciende a 339 millones.

«El Banco Industrial del Mediterráneo (BIM) nunca ha sido un problema para Banca Catalana.. Los grandes salvadores del BIM han sido el Banco de España y Banca Catalana», manifestó en conferencia de prensa Raimon Carrasco, presidente de Banca Catalana. Las manifestaciones efectuadas ayer -en particular el deseo de transformar en comercial y exterior a Cataluña al BIM- aclaran los aspectos, hasta ahora oscuros, de la operación de compra. Los deseos del presidente de Banca Catalana son de un gran alcance, y significado, ya que uno de los factores que históricamente han explicado la crisis y el retroceso de la banca en Cataluña desde los años veinte ha sido su escasa participación e incidencia fuera de Cataluña.

El presidente del BIC, Andrés Ribera Rovira, en su discurso ante la junta general de ayer, criticó al sector público y la intervención estatal, pese a los obvios beneficios para el grupo de Banca Catalana, que se derivan de la intervención oficial en el BIM, cuarto banco que entrará en el Fondo de Garantía de Depósitos. Se mostró partidario de la «inversión privada racionalizada».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de junio de 1980

Más información

  • "Los grandes salvadores del BIM han sido el Banco de España y Banca Catalana", según manifestó el presidente, Raimon Carrasco