Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penas mínimas, de siete y seis meses y un día, para los autores de la "operación Galaxia"

Siete meses de prisión para el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero y seis meses y un día de igual pena para el capitán de Infantería Ricardo Sáenz de Inestrillas, como autores de un delito de conspiración y proposición para la rebelión, es el fallo de la sentencia dictada por el consejo de guerra que ha juzgado los hechos relacionados con la denominada «operación Galaxia».

En ambos casos, las penas llevan anejas la accesoria de suspensión de empleo durante el tiempo de la condena, en virtud del artículo 220 del Código de Justicia Militar, según el cual «las penas de privación de libertad hasta tres años, inclusive, llevarán consigo las accesorias de suspensión de empleo para los oficiales y suboficiales y la deposición de empleo para las clases de tropa o marinería». Sin embargo, los condenados tienen ya cumplidas tanto la pena principal como la accesoria, ya que ambos han permanecido en prisión preventiva, bien rigurosa o atenuada, en su domicilio, cerca de año y medio. La sentencia reconoce la existencia, en conformidad con la tesis del fiscal militar, de un delito de conspiración y proposición para la rebelión, si bien aplica a sus autores, en su grado mínimo, la pena prevista para tal delito, que es la de prisión. En el Código de Justicia Militar la duración de la pena de prisión está fiada entre los seis meses y un día y doce años. El tribunal ha hecho uso, al imponer la pena a los procesados, de la facultad que le confiere el artículo 192 del Código de Justicia Militar de tener en cuenta a estos efectos los antecedentes de los procesados. Según el mismo Código, se produce conspiración «cuando dos o más personas se conciertan para la ejecución de un delito y resuelven ejecutarlo», y existe proposición «cuando el que resuelve cometer un delito invita a otra u otras personas a ejecutarlo».Según Efe, el teniente coronel Tejero y el capitán Inestrillas, al conocer el fallo de la sentencia, lo celebraron con champaña, en compañía de familiares y amigos, en una cafetería próxima a la sede del Gobierno Militar de Madrid, donde se celebró el día anterior el consejo de guerra sobre la denominada «operación Galaxia». Los dos militares salieron de la dependencia castrense en compañía de sus defensores, los abogados José María Stampa Braun y Enrique Alonso Yagüe, manifestando el teniente coronel Tejero que «el fallo me parece aceptable, pero, de todas formas, no es acorde con la exposición brillante de nuestros abogados». Los dos militares condenados fueron inmediatamente rodeados por familiares y amigos, que les aguardaban en una cafetería próxima y que les besaron y felicitaron efusivamente. El capitán Inestrillas ascenderá ahora a comandante, ya que dicho ascenso , correspondía en la época en que cumplió la condena que le ha sido impuesta. Por su parte, el teniente coronel Tejero se incorporará a su puesto como jefe de la Agrupación de Destinos de la Dirección de la Guardia Civil, con sede en la capital de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de mayo de 1980

Más información

  • La sentencia del consejo de guerra admite que se cometió el delito de conspiración y proposición para la sedición