Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA LA MANCHA

Prioridad a la agricultura en el plan de ordenación de Guadalajara

El casco urbano de Guadalajara capital no podrá crecer hacia la margen derecha del río Henares, como medida de protección a la agricultura de la zona, de acuerdo con las conclusiones presentadas por el avance del Plan General de Ordenación Urbana que ha sido puesto a información pública y cuya redacción definitiva estará ultimada posiblemente en el mes de mayo.Los criterios adoptados por el plan fueron determinados por la Comisión de Seguimiento en función de la necesaria protección de la agricultura y el medio ambiente y considerando que las especulaciones más optimistas sitúan a Guadalajara en los 117.000 habitantes en 1992.

Por otra parte, se ha desechado totalmente el criterio expansionista de los últimos años, que consideraban a Guadalajara como fundamentalmente industrial. Los puestos de trabajo previsibles son del orden de los 3.000 y no la cifra de 25.000 que venía manejándose con anterioridad. Por tanto, según informó el señor Pérez-Blanco, director del plan, hay que considerar que el sector industrial es de por sí débil y que el eje de crecimiento viable será hacia el noreste.

Aclaró también el señor PérezBlanco que la suspensión temporal de licencias de construcción es sólo un mecanismo legal que tiende a evitar que se produzcan situaciones irreversibles antes de que el plan definitivo entre en vigor.

Por otra parte, según el informa del Plan de Ordenación, el 29,2% de la población de la capital considera sus viviendas inadecuadas, fundamentalmente por su reducido tamaño y malas condiciones de habitabilidad. En este sentido, de un total de 19.707 viviendas existentes a finales del pasado año, 3.264 estaban vacías, y 1.965, en fase de construcción, por lo cual no puede hablarse de déficit absoluto. Sin embargo, existe un déficit funcional, fruto de una oferta que no satisface las necesidades.

Frente a estos datos, el señor Pérez-Blanco afirmó que la crisis en el sector de la construcción no es un hecho producido por el plan, ya que este sector depende de las necesidades de la ciudad, hoy prácticamente satisfechas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de abril de 1980