Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno Civil de Navarra prohíbe la conmemoración del "Aberri Eguna" en Pamplona

El Gobierno Civil de Navarra decidió, el pasado viernes, denegar la solicitud presentada por losu Osteriz, concejal de Herri Batasuna (HB) en el Ayuntamiento de Pamplona, para celebrar una manifestación y un mitin-festival en la capital navarra, dentro de los actos previstos por la coalición abertzale, con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca). En consecuencia, fuerzas de la Guardia Civil y Policía Nacional iniciaron en la mañana de ayer una operación filtro, para impedir la entrada en Pamplona de todas aquellas personas que no justificaran su residencia en la ciudad.

Como reacción a esta medida, Euskadiko Ezkerra (EE) decidió ayer convocar el Aberri Eguna en Pamplona, mientras el Partido. Nacionalista Vasco (PNV), como medida de protesta por la decisión gubernativa, suspendió los actos que había programado para hoy en la capital navarra.A la vista del escrito presentado el pasado 28 de marzo por losu Osteriz, en nombre de Acción Nacionalista Vasca (ANV), partido integrado en la coalición Herri Batasuna, el gobernador civil de Navarra, Eduardo Ameijide, decidió no autorizar los actos previstos en Pamplona por HB, «por existir razones fundadas de alteraciones graves del orden público, con peligro para personas o bienes». De esta forma, el Gobierno Civil, a través de una nota oficial, ha señalado que «se hace advertencia expresa de que se utilizarán cuantos medios reconoce la legislación vigente a la autoridad para evitar cualquier tentativa de realización de actos denegados, haciendo responsables directos de cuantos incidentes puedan ocurrir a los organizadores y convocantes, así como a las personas que conculquen la citada prohibición».

En la resolución del Gobierno Civil, por la que se deniega la solicitud de manifestación prevista para las doce del mediodía de hoy en Pamplona, se señala que aun cuando la petición de autorización de los actos fue hecha por Iosu Osteriz, en nombre de ANV, es público que la coalición electoral HB es la convocante de los actos a celebrar con motivo del Aberri Eguna, bajo el lema Soberanía nacional de Euskadi, «que puede resultar anticonstitucional y presuntamente punible». De esta forma, el Gobierno Civil ha denegado la petición por entender que «existen razones fundadas de alteraciones graves del orden público, con peligro para personas y bienes, así como de que algunos grupos puedan incurrir en expresiones, actitudes y pronunciamientos punibles». De igual modo, el mitin-festival que debía celebrarse esta tarde en el recinto del parque de la Ciudadela, cedido por el Ayuntamiento de Pamplona a Herri Batasuna para este fin, no ha sido autorizado por el Gobierno Civil, por considerar que es uno de los actos previstos con motivo del Aberri Eguna «y, por tanto, no puede ser tratado con independencia de la manifestación proyectada para celebrar el mismo día que ha sido denegada».

Después de recibir los dos oficios del Gobierno Civil de Navarra, en los que se le comunicaba la denegación para celebrar una manifestación y un mitin-festival, Iosu Osteriz envió ayer al gobernador civil un escrito en el que señala que «aun contando con la premura de tiempo, al habérsele notificado en tan escaso margen la denegación, va a hacer cuanto esté a su alcance para ordenar a los miembros de su organización política que se abstengan de participar en manera alguna en los actos».

Por otro lado, el escrito del concejal Osteriz precisa que «el firmante y la organización política que representa, al mismo tiempo que manifiesta su acatamiento a la orden gubernativa, quiere hacer constar que no se responsabiliza en absoluto de los incidentes que pudieran provocar personas, fuerzas, grupos, organizaciones distintas a Acción Nacionalista Vasca». Estas afirmaciones de Osteriz, en las que manifiesta su acatamiento a la decisión gubernativa, contrastan con las efectuadas por otros dirigentes de HB de Navarra, en las que se responsabiliza al gobernador civil por la denegación de la autorización para celebrar el A berri Eguna a la vez que precisan que se mantiene la convocatoria para hoy en Pamplona.

Por su parte, el PNV indicó ayer, que en señal de solidaridad con los actos denegados y como medida de protesta por la resolución del Gobierno Civil de la provincia, suspendía la jornada que había convocado para sus militantes y simpatizantes hoy en el frontón Labrit, de Pamplona, cedido por el Ayuntamiento a este efecto. A los actos programados por los nacionalistas, tenía prevista su asistencia Carlos Garaikoetxea, virtual presidente del Gobierno vasco.

Controles y detenciones

Los numerosos efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil, desplazados hasta Navarra desde otras provincias, estaban desde primeras horas de la mañana de ayer distribuidos por todo el territorio foral por medio de controles que impedían el acceso a Pamplona de todas las personas que no justificaran su residencia en la capital navarra. A los automovilistas, se les desviaba por carreteras locales y comarcales, si bien en algunos puntos de la provincia se formaron numerosos atascos de vehículos.

En Pamplona, un helicóptero de la Guardia Civil sobrevoló constantemente la ciudad, en donde se constataba una considerable presencia policial, por medio de vehículos patrulla que recorrían de forma continua las principales calles de la capital.

Por otra parte, inspectores de Policía, junto con efectivos de la Policía Nacional, detuvieron ayer a un número indeterminado de personas, que fueron conducidas a comisaría para ser interrogadas y tomarles la filiación. En la plaza del Castillo, dos personas, presumiblemente policías, detuvieron a punta de pistola a un joven, al que introdujeron en un vehículo, matrícula de Bilbao, antes de abandonar la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980

Más información

  • Controles policiales a la entrada de la ciudad