Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente electo hace un llamamiento a Herri Batasuna

Por encima de los calificativos de «mito histórico», «paso clave para la consecución del autogobierno de Euskadi», y otros similares utilizados unánimemente por los diputados electos para definir el acto de constitución del Parlamento vasco, la solución a la crisis económica y al problema de la violencia, fueron los temas que estuvieron en boca de aquéllos a la hora de referirse a los respectivos propósitos y a los objetivos de la Cámara legislativa vasca recién nacida, en la que ayer fue la ausencia de Herri Batasuna la nota más destacada.Al hacer un llamamiento a Herri Batasuna para que se integre en las labores del Parlamento, Juan José Pujana, presidente del Parlamento vasco, afirmaba ayer: «En Euskadi hacen falta brazos. Hago un llamamiento para que todos los vascos acudan al Parlamento; tanto aquellos que han sido designado popularmente para realizar un papel en el mismo como a los que por iniciativa particular deseen participar en las labores legislativas. O entre todos sacamos este país adelante, o entre todos lo hundiremos.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de abril de 1980