Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspensión de licencias en una zona de Chamartín

Las licencias de obras en el polígono siete del Plan Especial de la Avenida de la Paz (situado en el cruce de las calles Pío XII y Caídos de la División Azul) fueron ayer suspendidas por la Corporación municipal, con el voto en contra de los concejales de UCD.La suspensión de licencias, según explicó Eduardo Mangada, pretende conservar y recuperar para la función pública edificios de la importancia de la Nunciatura, del palacete de los Angeles Custodios e, incluso, de una parte del antiguo pueblo de Chamartín. Todo ello correría el peligro de desaparecer de seguir con el planeamiento vigente y los proyectos de construcción que hay para la zona.

El gerente municipal de Urbanismo, señor Mangada, dijo que el planeamiento será revisado y que se respetarán todos los legítimos derechos de las personas afectadas y que se indemnizará a quien sea necesario, con tal de salvar las zonas de interés ciudadano.

Antonio Vázquez, en nombre de UCD, afirmó que se trata de una medida más «de las muchas que ha emprendido este Ayuntamiento en contra de los empresarios y de los centros de enseñanza. Como otras veces, lo que se busca es un nuevo canon».

Ramón Tamames contestó a Vázquez diciendo que, precisamente, esta medida trata de salvar no sólo la Nunciatura, sino también los edificios de los colegios del Sagrado Corazón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de marzo de 1980