Primera visita de los Reyes de España a Holanda

La primera visita de un jefe de Estado español a Holanda, cargada de simbolismo y con un pretendido aroma de reconciliación histórica, se inició ayer en la plaza del Dam, de Amsterdam, donde un grupo de emigrantes exhibieron una pancarta ante don Juan Carlos y doña Sofía, en la que podía leerse: «¿Vienes a buscarnos? Queremos volver.» Los Reyes llegaron a Amsterdam procedentes de Copenhague, en donde concluyeron su visita oficial, iniciada el lunes, con un acto en el Parlamento danés, en el que tanto don Juan Carlos como el presidente de la Cámara reafirmaron los principios políticos de la democracia parlamentaria, que en la actualidad unen a los dos países.

Los Reyes llegaron en avión a La Haya, donde fueron recibidos por la princesa heredera, Beatriz, y por su esposo, el príncipe Claus. La ceremonia oficial de bienvenida se celebró, sin embargo, en la estación ferroviaria de Amsterdam, adonde se trasladaron inmediatamente, en tren. En la estación, don Juan Carlos y la reina Juliana pasaron revista a una compañía de la guardia real.En dos carrozas tiradas por seis caballos negros -la monarquía holandesa es una de las más respetuosas del mundo con las tradiciones de la realeza- llegaron a la plaza del Dam, donde se habían agrupado unas 2.000 personas, entre ellas algunas decenas de españoles. Un grupo de emigrantes hizo ondear varias pancartas alusivas al retorno a España. El Rey ofrendó una corona de flores ante el monumento a la paz.

La visita de los Reyes de España a Holanda, primera que realiza en toda la historia un jefe de Estado español a los Países Bajos, está siendo rodeada de un especial simbolismo, tanto por parte española como por parte holandesa. Tanto en los discursos, pronunciados por el alcalde de la ciudad como en él de la reina Juliana, en la cena de gala ofrecida anoche, se hicieron continuas referencias al histórico enfrentamiento entre ambos países, así como a la alegría que les produce a los holandeses el que España haya adoptado un régimen democrático.

La reina Juliana se refirió a las «cicatrices» históricas y afirmó: «Holanda ve con nuevos ojos vuestra España, reconociendo en ella la nación joven que es ya madura para optar a ser un miembro más de la Comunidad Económica Europea. Y al ver esa España democrática hace poco nacida, y que se da prisa en crecer, admiramos el gran papel que ha desempeñado el rey don Juan Carlos. »

La reina Juliana, que abdicará el próximo 30 de abril, agradeció a don Juan Carlos su deseo de ofrendar una corona de flores ante la tumba «del padre de la patria holandesa», Guillermo de Orange, asesinado por mercenarios a sueldo de Felipe II. «Lo interpretamos», dijo, «como un gesto caballeroso, de trascendental importancia histórica, y como una prueba conmovedora de acercamiento y de amistad. »

Don Juan Carlos rindió homenaje a la figura de la reina Juliana, «cuya ejemplar trayectoria como reina de los Países Bajos vais a cerrar próximamente por propia voluntad». El Rey afirmó que existía una cierta simetría en los avatares históricos de Holanda y de España. «Los hechos nacionales español y holandés se establecen», dijo, «en tomo a la conciencia de la unidad en la diversidad. »

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Don Juan Carlos subrayó la vocación europea de ambos países, y añadió que España accede hoy alos organismos europeos, «una vez alcanzada esa democracia parlamentaria y pluralista que, sobre las diferencias de estructura o de contenido, constituye una síntesis formal de los pueblos de Occidente».

La visita oficial de don Juan Carlos y doña Sofía a Dinamarca concluyó a mediodía de ayer en el Parlamento danés, en donde los Reyes permanecieron una hora, antes de emprender viaje a Amsterdam. El Rey contestó a las palabras del presidente del Folketing, o Parlamento danés, deseando éxito a ambos países en el camino emprendido en defensa de la libertad y de la democracia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS