Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Es reducido cuando esgrimía un enorme cuchillo en una discoteca

La dotación de un coche-patrulla del 091 tuvo que emplear, el martes, sus conocimientos de judo para reducir, en una sala de fiestas de la calle de Bravo Murillo, a un joven que esgrimía un cuchillo de unos quince centímetros de longitud.Miguel Angel García, de dieciocho años, sacó el cuchillo al negarle la entrada en el local el vigilante, debido a que el domingo anterior había organizado un fuerte escándalo. Provisto del cuchillo entró en la sala de fiestas y amenazó con él a las personas que se encontraban en su interior. Antes de que llegase la policía trató de asestar una puñalada al vigilante, con tanta fuerza que, al esquivar éste el golpe, cayó de bruces al suelo, produciéndose una incisión con su propio cuchillo en la frente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de marzo de 1980