El Gobierno multa con 12,5 millones a Industrias Químicas de Tarragona

El Consejo de Ministros ha impuesto una sanción de 12,5 millones de pesetas a la empresa Industrias Químicas de Tarragona por fraude en la calidad de los fertilizantes que fabrica.Se trata de una multa sin precedentes, por su elevada cuantía, «que no será la última», según han manifestado a EL PAIS fuentes solventes de la Administración.

Durante 1979, el Ministerio de Agricultura impuso sanciones por un valor total aproximado de 100 millones de pesetas, cifra que este año puede llegar a los mil millones.

El Servicio de Defensa contra Fraudes del Ministerio de Agricultura hizo público hace días el resultado de las investigaciones realizadas en este campo durante el año pasado. En dicho período se recogieron 2.280 muestras, que significan un volumen inspeccionado de 110.818.907 kilos (aproximadamente el 5 % de la producción nacional). De ellas, resultaron incorrectas o fraudulentas 1.191, es decir, el 52%. El mayor índice de fraude se detectó en los abonos nitrogenados (los más caros). Se calcula que el monto total de estos fraudes ascendió en 1979 a unos 2.300 millones de pesetas.

El Ministerio de Agricultura ha endurecido su capacidad sancionadora en este campo, a la vista del incremento medio del 15% en el precio de los abonos recientemente autorizado por el Gobierno (algunos suben el 20%) y de que este año la Administración destina 11.700 millones de pesetas para subvencionar los fertilizantes (3.000 de esos millones corresponden al capítulo de subvenciones al gasóleo, presupuestados inicialmente en 10.000 millones).

Por su parte, la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (Anfee) envió hace días un escrito al Ministerio de Agricultura manifestando su criterio de que no ha habido fraude en términos absolutos en la calidad de los fertilizantes, toda vez que no existe un proceso técnico productivo que permita garantizar con el máximo rigor unos niveles permanentemente uniformes de los nutrientes contenidos. «De suerte», dice la nota, «que lo único que cabe asegurar es la riqueza del producto obtenido en sus términos totales, por lo que es natural que haya partidas (aproximadamente la mitad) que estén por debajo de especificación, que se compensan forzosamente con otras (la otra mitad), que estén por encima de dicha especificación.»

Asegura el escrito que «el sector, dada su difícil situación, se ha visto obligado a hacer coincidir la media de nutrientes incorporada a los distintos tipos de fertilizantes con la cifra de especificación, renunciando al margen de seguridad que da la elevación de la media porcentual absoluta de nutrientes por encima de la especificación ». En este sentido, la Anffe solicita del Ministerio de Agricultura la ampliación de los actuales márgenes de tolerancia vigentes en España.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS