Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Harvester y Peugeot-Citroën formarán un grupo de vehículos industriales

La creación de un nuevo grupo europeo para la fabricación y comercialización de vehículos industriales, aglutinado en torno a la multinacional norteamericana International Harvester, está siendo negociada desde hace varias semanas y pudiera materializarse a corto plazo, a partir de las participaciones europeas de la firma americana (DAF, de Holanda, y Pegaso, de España) y de la división de vehículos industriales del grupo francés PSA-Peugeot-Citroën (Dodge Europa). Ambos grupos industriales poseen ya un acuerdo de cooperación en DAF, y ayer International Harvester aduirió la división de maquinaria agrícola de Chrysler-Talbot en España.Las conversaciones avanzan a buen ritmo en las últimas semanas, según diversas fuentes consultadas en el sector. El proyecto final de cooperación se contempla a ejemplo del grupo Iveco, constituido desde hace varios años en torno a la multinacional italiana FIAT, con participación de otras firmas europeas dedicadas a la producción de vehículos industriales. El diseño inicial del eventual grupo se ha establecido en torno a la fabricación de varios vehículos, con integración de componentes y comerciafización común. En concreto, uno de los modelos barajados sería un vehículo de la serie pesados, con chasis producido en España (Chrysler-Talbot, división Dodge), motor Harvester-Pegaso (nueva planta de Barajas) y cabina de DAF (fábricas de Holanda).

Los directivos de International Harvester y de PSA-Peugeot-Citroën mantienen negociaciones y contactos desde hace más de un año, a partir de los deseos del grupo norteamericano de potenciar su presencia en Europa y de la entrada de los franceses en el sector del vehículo industrial, como consecuencia de la adquisición de las filiales europeas de Chrysler (Francia, Inglaterra y España), dos de las cuales incluían una división de vehículos pesados (Dodge) y la española también una planta de producción de tractores agrícolas (Hanomag-Barreiros).

El primer fruto de las negociaciones fue el acuerdo de producción conjunta de vehículos industriales, suscrito entre la división Dodge Europa, de Chrysler-Talbot, y, por extensión, PSA-Peugeot-Citroën, y la firma holandesa DAF, participada directamente por International Harvester. Este primer acuerdo se justificó en su día por la falta de tradición y experiencia del grupo francés en el apartado de los vehículos industriales y la necesidad de prever la inmediata incorporación de las plantas de Dodge Europa en España y Gran Bretaña al grupo industrial PSA-Peugeot-Citroén.

El segundo fruto de la cooperación entre ambas sociedades ha sido el acuerdo de adquisición de la división de tractores agrícolas de Chrysler-Talbot en España (Hanomag-Barreiros), cuyo cierre había sido, en principio, proyectado para la próxima primavera. El compromiso, que al parecer fue firmado ayer en Madrid, supone la adquisición de una planta de producción de tractores (que se encuentra ubicada dentro del complejo de Villaverde), cuya actividad estaba últimamente limitada a menos de una decena de unidades de producción diarias. La entrada de IH supondrá la puesta en producción de nuevos modelos y probablemente la construcción de una nueva planta.

La tercera operación conjunta entre International Harvester y PSA-Peugeot-Citroën podría materializarse en las próximas semanas, según fuentes sectoriales de los diversos países implicados en ella. La entrada de la multinacional japonesa Nissan en el mercado europeo, a partir de su participación en el capital de la empresa española Motor Ibérica, tras la venta del paquete accionarial de la canadiense Massey Fergusson, ha provocado notable inquietud entre los fabricantes europeos de vehículos industriales.

El eventual acuerdo entre International Harvester y PSA-Peugeot-Citroën implicaría directamente a la práctica totalidad del sector español productor de vehículos industriales. La firma americana suscribió hace poco más de dos semanas un acuerdo con el Instituto Nacional de Industria (INI), principal accionista de ENASA-Pegaso, para la entrada de capital americano (35%) en la sociedad y creación de una nueva empresa mixta (Pegaso International), con mayoría americana (65 %), dedicada a la fabricación de motores de doce litros, en Barajas (Madrid), con una previsión productiva de 100.000 unidades anuales.

Al margen de la posible operación, sólo quedarían en España dos grupos, igualmente integrados en sociedades multinacionales. La que cuenta con unas perspectivas más definidas es Mevosa (participada a partes iguales por el INI y Daimler Benz), cuyos planes inmediatos contemplan la puesta en producción de un nuevo modelo de vehículo ligero (furgoneta), disefiado parcialmente por los servicios técnicos de la empresa española. Por otra parte, Motor Ibérica se encuentra en estos momentos en una fase de redefinición de objetivos, tras la entrada en su accionariado de la multinacional japonesa Nissan. Al parecer, entre los planes aportados por los japoneses se encuentra el proyecto de fabricar en Barcelona un vehículo ligero mixto (carga y pasaje) que complementara y posteriormente sustituyera la actual línea Ebro, hasta el momento el más importante logro de la firma barcelonesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 1980

Más información

  • Agruparía las participaciones en DAF, Pegaso y Dodge