Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Soviética incrementa sus fuerzas en Afganistán

La Unión Soviética está incrementando el número de tropas en Afganistán, transportándolas con aviones desde sus bases del este europeo, afirmaron ayer fuentes diplomáticas acreditadas en Kabul. Estas mismas fuentes añaden que desde hace días son continuos los aterrizajes de grandes aviones de transporte Antonov, con hombres y material, que son trasladados a bases soviéticas en el interior.

Asimismo, coincidiendo con las medidas dictadas por el Gobierno de Babrak Karmal de suspender los visados a todos los periodistas occidentales, las mismas fuentes diplomáticas afirman que la presencia de soldados soviéticos en las calles de Kabul se ha intensificado en los últimos días y se sospecha del comienzo de una gran ofensiva de las fuerzas de la URSS contra las posiciones de los rebeldes musulmanes.

Por su parte, la agencia oficial cubana Prensa Latina afirmó ayer que el Gobierno de Kabul «está enviando gran contingente de tropas» a la frontera con China, en previsión de una invasión de tropas de Pekín en apoyo de los rebeldes islámicos opuestos al régimen instaurado por Moscú. La agencia cubana atribuye la información a una fuente oficial afgana, quien advirtió que en los últimos días «se observaron movimientos sospechosos en la frontera con China, donde han aumentado las acciones contrarrevolucionarias».

Esta información coincide con una noticia del diario paquistaní Nawa-I-Waqt, en sentido de que China ha expresado su «apoyo total, económico y militar» a Pakistán en el transcurso de la visita que realiza a este país el ministro chino de Asuntos Exteriores, Huang Hua. El diario añade que, si bien Pekín e Islamabad no han firmado ningún tratado de amistad, la delegación china garantizó a los paquistaníes que obtendrían toda su ayuda en caso de agresión.

También las autoridades afganas han declarado que los guerrilleros musulmanes. están siendo entrenados por asesores chinos, norteamericanos y británicos, quienes preparan una acción contra Afganistán con un ejército de 70.000 hombres.

Por su parte, dos ex parlamentarios afganos refugiados en el Beluchistán paquistaní afirmaron ayer que las deserciones en el Ejército regular afgano son continuas y que la mayoría de las tribus de este país se oponen a la presencia soviética en su territorio. Añadieron que la carencia de armas apropiadas dificulta la lucha de los rebeldes, así como su exilio masivo a Pakistán, donde se encuentran ya más de 8.000 refugiados.

Finalmente, la agencia oficial de noticias soviética Tass reprodujo ayer unas declaraciones del ministro afgano del Interior, Sayed Gulabzoi, quien acusa al derrocado Hafizullah Amin de estar preparando un golpe de Estado en connivencia con la CIA norteamericana para el 29 de diciembre del año pasado, un día después de la invasión soviética.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 1980

Más información

  • China otorgará pleno apoyo económico y militar a Pakistán