Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los centristas se consideran el segundo partido de Cataluña

La oficina de prensa de Unión de Centro Democrático ha difundido los resultados de un sondeo de opinión realizado en Cataluña, que les sitúa en el segundo lugar en las preferencias del electorado catalán, de cara alas elecciones al Parlamento autonómico. Con esta versión, UCD disiente de los resultados de otros sondeos publicados en días anteriores, según los cuales los socialistas van en cabeza de las preferencias electorales, mientras los centristas se encuentran en muy mala posición.Siempre según la versión de UCD, un amplio sondeo de opinión, realizado sobre una muestra de más de 2.000 personas, en el ámbito de las cuatro provincias catalanas, dan a Centristas de Cataluña-UCD el segundo puesto entre las fuerzas políticas de Cataluña, al superar en previsión de voto a Convergencia i Unió en un 2,6%, y al PSUC, en un 2,9%.

La encuesta aludida, «realizada por la empresa Facta-Vector», dice el comunicado de UCD, arroja el siguiente porcentaje de voto general:

CC-UCD, l8,2%; PSC, 28,3%; PSUC, l5,3%; Convergencia¡ Unió, l5,6%; Esquerra Republican a, 4,3 %.

No se hace referencia al resto de los partidos que,. en todo caso, no alcanzan un porcentaje del 4%. La transposición de estos datos en número de escaños sería la siguiente:

CC-UCD, 31 escaños; PSC, 45; PSUC, 22; CiU, 27; ERC, 7.

Centristas-UCD obtendría cuatro escaños más que Convergencia, y nueve más que el PSUC. Del total de escaños a elegir faltan tres por asignar. Si AP los obtuviera, el Parlamento catalán tendría una mayoría de fuerzas políticas no marxistas, por un voto de diferencia (68-67), mientras que si estos tres escaños fueran a manos del PSA, se invertiría esta relación.

El contenido de esta encuesta ha sido facilitado por UCD, en el sentido de que se trata de un instrumento de trabajo al que no se pensaba dar publicidad, pero que ante algunas «informaciones inexactas» aparecidas sobre el mismo se hace público con el Fin de «salir al paso de tales interpretaciones ».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de enero de 1980