EL incendio de una planta obliga a desalojar el hotel Meliá-Princesa

Un incendio declarado a las 21.40 horas de ayer destruyó completamente el pasillo de la sexta planta del hotel Meliá-Princesa, situado en el número 27 de esta calle madrileña. No se registraron desgracias personales, aunque algunas personas tuvieron que ser asistidas de intoxicaciones de carácter leve.La presencia de un numeroso equipo de bomberos, apenas unos minutos después de declararse el fuego, impidió que éste se propagase a otras plantas del edificio. El hecho de que ninguna de las veintisiete habitaciones de la planta siniestrada se encontrase ocupada facilitó asimismo las tareas de extinción.

La rápida propagación del humo hasta la azotea provocó algunos momentos de pánico entre los ocupantes de los pisos superiores, pero los bomberos lograron una rápida evacuación.

Se desconocen las causas que provocaron el incendio, aunque entre los propios bomberos existía el convencimiento de que su origen había sido fortuito, a causa de un corto circuito o, tal vez, una colilla. Las llamas, que se originaron en la zona del office, no llegaron a afectar el interior de las habitaciones.

Nada más conocerse el hecho se cortaron al tráfico las calles que rodean el hotel y se enviaron ambulancias, aunque no fue necesaria su utilización, ni tampoco la de una escalera de los bomberos. Una numerosa dotación de la Policía Nacional permaneció también en el hotel durante las tareas de extinción.

El hotel Meliá-Princesa está ubicado en un edificio de veinte plantas, de las cuales las doce primeras pertenecen al hotel, en tanto que las ocho restantes están divididas por apartamentos privados. El hotel tiene 248 habitaciones, de las cuales estaban ocupadas 52.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS