Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enfrentamiento Carrillo-Henry Levy en RTVE

Santiago Carrillo y Bernard Henry Levy, este último iniciador del movimiento francés denominado «los nuevos filósofos», polarizaron anoche un enfrentamiento dialéctico a propósito del marxismo, durante el debate organizado por el programa de la segunda cadena de RTVE La clave.Carrillo reconoció haber leído ya el libro de Jorge Semprún Autobiografía de Federico Sánchez, cuestión que ha negado durante años -«es un libro lleno de falsedades»-, mientras Henry Levy atacó a fondo al marxismo y a su aplicación en regímenes políticos concretos. Afirmó igualmente que la posición del líder socialista español Felipe González representa una posible alternativa válida al capitalismo. «La alternativa está del lado de los derechos del hombre y el marxismo me parece incapaz de pensar en ello.»

Henry Levy, que interrumpió frecuentemente a otros participantes en el coloquio, dijo que es necesario terminar con todos los ismos -socialismo, comunismo, marxismo- y que todas las teorías globales y soluciones finales para la sociedad nos llevan por mal camino. «La izquierda occidental debe romper con esta mecánica, y cada persona debe pensar por sí misma.» En este sentido calificó de «innobles» las expulsiones de Jorge Semprún y Fernando Claudín del PCE.

Santiago Carrillo reconoció estas expulsiones, pero dijo que ninguno de ellos había sido calumniado; «sin embargo, Semprún ha escrito todo un libro contra mí, lleno de falsedades». En este momento, Henry Levy le interrumpió, diciendo: «Ah, luego lo ha leído.» Carrillo se apresuró a añadir: «Durante mucho tiempo he huido de ese tipo de literatura.»

También participó en el coloquio Roger Garaudy, expulsado del Partido Comunista francés, junto con el profesor Tierno Galván y el líder socialista catalán Raimon Obiols. Este último destacó la importancia de la libertad para el socialismo, la escasa capacidad profética de Marx y el hecho de que no todos los partidos marxistas tienen el mismo concepto de la libertad. «A partir de un desarrollo continuo del marxismo», agregó, «es posible desarrollar un modelo de transición al socialismo que garantice y amplíe el marco de libertades.» Por parte de la derecha, Alfonso Osorio reconoció haber redescubierto la existencia de varios marxismos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 1979