Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS no presionará para la exclusión británica de los Juegos Olímpicos

La Unión Soviética no presionará para exigir que Gran Bretaña sea excluida de los Juegos Olímpicos, como ha vuelto a pedir el Consejo Superior de Deportes de África en un reciente comunicado. El CSSA ha protestado por el permiso británico a la gira que aún realizan los Barbarians surafricanos por Inglaterra, Escocia y Gales.Fuentes deportivas soviéticas declararon que condenan este tipo de relaciones con el régimen racista surafricano, al igual que el Comité Olímpico Internacional, pero que no llevarán las cosas a un «callejón sin salida». La URSS pedirá únicamente que los dirigentes deportivos británícos ejerzan una «fuerte presión moral» ante su Gobierno para restringir y suprimir los contactos de todo tipo con Africa del Sur, aunque no comprometerán la participación de Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Moscú, pues ello podría originar una reacción de deserciones en cadena. Si se llevara a cabo su exclusión, la URSS teme que otros países occidentales, comenzando por la RFA y Estados Unidos, no participen en los Juegos, como prueba de solidaridad. Moscú hará todo lo posible para evitar cualquier incidente que pueda quitar relevancia a los Juegos, los primeros que se celebrarán en un país de la órbita comunista.

Buena prueba de la ofensiva diplomática efectuada por la Unión Soviética sobre el área africana en apoyo de sus Juegos la ha dado el reciente comunicado del CSSA condenando a Gran Bretaña y pidiendo su exclusión de los mismos, pero reafirmando la firme voluntad africana de participar sin realizar ningún tipo de boicot.

La solución china, hoy

Por otro lado, la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional se reunió durante tres horas, en la ciudad japonesa de Nagoya, para tratar el tema de la participación de las dos Chinas en los próximos Juegos Olímpicos de Moscú. Un portavoz afirmó que el presidente, lord Killanin, anunciará muy probablemente hoy la decisión. La comisión ignoró la presencia de los representantes de China Popular y de Taipeh, que

esperaban ser llamados durante todo el día. Al parecer, es intención del COI convocarlos para la rueda de prensa, en la que se anunciará la solución tomada sobre el tema. Monique Berlioux, directora del COI, dijo: «No habían sido invitados. Esperaban por su cuenta y riesgo.»

China Popular, recientemente reconocida en el COI, y varías federaciones internacionales no participarán en los Juegos Olímpicos dé Invierno (Lake Placid), ni en los de verano (Moscú), ni en otras competiciones internacionales junto a los de Taipeh, mientras ésta no deje de llamarse República de China y de utilizar la bandera y el himno actuales. Taipeh se niega a acceder a ello, acogiéndose a la carta olímpica.

Una de las soluciones que se barajan para solucionar el problema puede ser la de derogar la regla por la que todos los países deben desfilar en los Juegos precedidos por su bandera, o ampliar el plazo de inscripción para Lake Placid. En ambos casos, las dos acciones deben ser tomadas con efectos retroactivos, ya que las reglas del COI sólo pueden ser cambiadas por la asamblea general del COI, que se celebrará días antes de los Juegos de Invierno, en Estados Unidos.

Anne Mario Proell, absuelta

El comité ejecutivo sí decidió sobre la acusación de profesionalismo que pesaba sobre la esquíadora austríaca Anne Marie Proell, varias veces ganadora de la Copa del Mundo y considerada como la número uno en los últimos años. El alemán Willy Daume, presidente del comité de selección del COI, declaró a la Proell apta para intervenir en Lake Placid, tras una intensa investigación sobre sus apariciones en televisión el pasado año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 1979