Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARAGÓN

Cuarenta y dos heridos en un accidente de circulación en Zaragoza

Cuarenta y dos personas resultaron heridas, siete de ellas de gravedad, en el accidente ocurrido ayer a la entrada de la autopista de Zaragoza a Barcelona. El hecho pudo haber tenido consecuencias de verdadera catástrofe, ya que colisionó un autobús de línea periférica de Zaragoza contra la factoría de la empresa Balay situada junto a dicha autopista. El accidente ocurrió poco antes de las diez de la mañana, cuando el autobús número 62 de la empresa Agreda Automóvil, de Zaragoza, procedía de la barriada periférica de Peñaflor y transportaba alrededor de cincuenta viajeros.

Al abandonar el vehículo una carretera secundaria y entrar en la autopista, un camión de reparto, que salía de una ruta contigua, no respetó la señal de stop, y el autobús se abalanzó sobre él.El conductor del autobús intentó evitar el choque directo con el camión, pero no lo consiguió, y fue a estrellarse depués contra la tapia de la factoría Balay. El suceso arroja un balance de 42 heridos, siete de ellos de especial gravedad, entre los que se encuentra el conductor del autobús, que, con todo, no pudo evitar el choque con el camión.

Se da la circunstancia de que a unos centímetros del lugar donde han quedado empotradas las ruedas del autobús de línea Peñaflor-Zaragoza se encuentran las calderas de la fábrica de electrodomésticos. De haber resultado afectadas estas calderas por el accidente, la catástrofe habría podido tener magnitudes gigantescas.

El autobús, matrícula de Zaragoza 65722, ha quedado prácticamente destrozado en la colisión. La mayoría de las víctimas han tenido que ser rescatadas por las ventanillas. La primera en ser extraída fue una niña de ocho meses.

El paso de las ambulancias por la ciudad de Zaragoza para trasladar a los heridos desde el lugar del accidente hasta la residencia de la Seguridad Social, el Hospital Clínico y otros centros sanitarios, provocó durante la mañana momentos de desconcierto entre la población.

Este autobús hace diariamente el mismo trayecto, entre Peñaflor, Montañana y Zaragoza. Habitualmente viajan en él un mayor número de personas, pero, por celebrarse en estos días las fiestas patronales de la barriada, y por ser jornada festiva para muchos de sus habitantes, la concentración de viajeros se vio reducida prácticamente a la mitad.

Muchos de los heridos leves por este suceso ya han sido trasladados a su domicilio. Mientras tanto, en el servicio de traumatología de la Seguridad Social se encuentran ingresados, entre otros, cinco heridos graves; en un hospital privado, los heridos de gravedad son dos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 1979