Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sorteo contra almohadillas

El presidente del Coruña, Antonio Alvarez, ha tenido una de las pocas iniciativas útiles que ha ofrecido en mucho tiempo el fútbol español. Para evitar el lanzamiento de almohadillas ha hecho imprimir un número en cada una de ellas, y al final del partido sortea 25.000 pesetas entre esos números. El poseedor de la almohadilla con el número premiado cobra esa cantidad, que es más de lo que cuesta un abono de tribuna.El exaltado que no sabe sujetar su brazo y lanza la almohadilla en busca de la coronilla del árbitro se queda sin opción al premio, porque el resultado se da a conocer finalizado el partido. El domingo, el Castilla ganó en Riazor y el público reclamó dos penaltys en el área madrileña y, sin embargo, cayeron muy poquitas almohadillas al terreno de juego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 1979