Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento debe 4.000 millones de pesetas a más de cincuenta empresas privadas

El Ayuntamiento espera recibir más de 9.000 millones de pesetas antes de que finalice el año en concepto de transferencias del Estado para facilitar la liquidación de deudas municipales, emisión de deuda para hacer frente al presupuesto especial de Gerencia de Urbanismo y participación del municipio madrileño en el precio de la gasolina. Entre tanto, unas cincuenta empresas que realizan obras y servicios para el Ayuntamiento se encuentran en una situación apurada, ya que la falta de liquidez municipal ha provocado que el capítulo de deudas a empresas y contratas se eleve a 4.000 millones de pesetas.

El pasado día 22 la comisión permanente aprobó, con carácter de urgencia, la petición de un crédito de 730 millones de pesetas al Banco de Crédito Local para hacer frente al pago de la nómina de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y otros pagos menores. La petición de este crédito venía motivada por el retraso del mismo Banco de Crédito Local a la hora de hacer efectiva al Ayuntamiento madrileño una cantidad de 6.400 millones de pesetas, resto de la ayuda estatal para que la hacienda local pudiera hacer frente al presupuesto de liquidación de deudas del pasado año.La disminución de estos 730 millones no ha solucionado más que momentáneamente la situación, agravada aún más por las tres semanas de demora que sufre en la actualidad la aprobación de una emisión de deuda para costear el plan especial de Gerencia Municipal de Urbanismo. «La delegación de Hacienda se encuentra efectivamente muy perjudicada, ya que en Gerencia numerosos expedientes de expropiación han quedado paralizados», manifestaron los responsables de la delegación.

Esta demora, provocada por la falta de acuerdo entre socialistas y comunistas y concejales de Unión de Centro Democrático sobre la composición de las juntas municipales, podría terminar la próxima semana. Una vez aprobada la emisión de deuda por valor de 2.454 millones de pesetas, la obtención de este dinero se produciría inmediatamente.

La última fuente de ingresos antes de que finalice el año sería la devengada por el consumo de gasolina desde el pasado día 2 de julio.

Entre las empresas a las que el Ayuntamiento debe dinero destacan Construcciones y Contratas, con unos recibos pendientes de mil millones de pesetas, y FOCSA, empresa concesionaria para la recogida de basuras, con ochocientos millones de pesetas. A éstas se unirían las tres empresas que realizan el resto de la recogida de basuras y la limpieza viaria, que en total suman unas deudas sin pagar de doscientos millones de pesetas; las diversas empresas que realizan calas por encargo municipal, que tienen que cobrar aún quinientos millones de pesetas; la que se ocupa del alumbrado público, que cobrará, cuando el Ayuntamiento tenga dinero, unos quinientos millones de pesetas, y la que se ocupa de la conservación del alumbrado, que tiene pendiente el cobro de doscientos millones más. El resto, hasta 4.000 millones, se repartiría entre unas cuarenta empresas cuya colaboración con el Ayuntamiento ha sido menor que la realizada por las anteriormente citadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de septiembre de 1979

Más información

  • Los ingresos municipales, antes de fin de año, pueden superar los 9.000 millones