Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Matrimonio con extranjero

Voy a exponer la situación de las mujeres españolas casadas con extranjeros y residentes en España.La española, aunque perciba un salario suficiente para poder llevar adelante su familia con su propio trabajo, no puede proteger a su compañero ni económicamente ni con su propio seguro de enfermedad.

El marido, para residir en España, precisa un permiso de residencia renovable cada año y éste se expide conjuntamente con el permiso de trabajo necesariamente.

Si obtiene un contrato de trabajo, por su propio prestigio profesional, la incorporación en el mismo debe de ir seguida de su correspondiente permiso de trabajo, el cual no se obtiene inmediatamente. Por supuesto que si no tiene la residencia, las cuentas bancarias u otros enseres no pueden figurar conjuntamente con su esposa.

Hay veces que estos extranjeros están realizando un buen servicio en el país, pues trabajan en empresas españolas por varios años, pero, si finalizan sus contratos de trabajo o cierre de la empresa, la situación se transforma en angustiosa, aunque la esposa siga trabajando.

Sí el español casado con extranjera no sufre esta problemática, ¿por qué la española no tiene los mismos derechos?

Este es mi problema. Después de fatigosas consultas en organismos oficiales, abogados, etcétera, no veo la forma de resolverlo.

Por tanto, pido a las personas que vivan esta problemática o estén enteradas de la misma si conocen otras vías más fáciles para obtener dicho permiso de residencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de septiembre de 1979