Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expedientados Joan Pastor y la ejecutiva saliente del PSPV-PSOE

La ejecutiva del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE) ha incoado expediente disciplinario contra todos los miembros de la anterior ejecutiva, ya que en unas recientes declaraciones, el ex secretario general, Joan Pastor -uno de los portavoces del sector crítico del PSOE-, manifestó que si se expedientaba al alcalde debía abrirse expediente también contra todos los miembros de la anterior ejecutiva, que se solidarizaban con la actuación del sancionado.La ejecutiva del PSPV-PSOE valora la conducta del ex alcalde de Valencia Fernando Martínez Castellano como «negligencia inexcusable en la forma de llevar la Secretaría de Administración durante su mandato», juicio de valor que no supone que haya habido apropiación indebida, fraude o malversación de fondos del partido.

Tras los últimos ataques que formuló el señor Martínez Castellano contra la ejecutiva del País Valenciano, al considerarla responsable directa de su depuración política, la ejecutiva asegura que, si el sancionado continúa dicha polémica, estudiaría presentar una acción legal contra su gestión administrativa en la dirección del partido.

De la cifra de dieciséis millones de pesetas, aproximadamente, que valora el expediente disciplinario como cantidad no justificada en su salida de la tesorería, la ejecutiva del País Valenciano estima -contra las declaraciones de Martínez Castellano hechas días atrás-, que existen sólo justificantes del gasto de seis millones de pesetas, según documentación entregada a los medios informativos en una conferencia de prensa convocada ayer en la sede del partido.

La ejecutiva expresa, mediante un comunicado oficial, que «carece de fundamento la pretendida intromisión del calificado PSOE-Madrid o de algún presunto sector ideológico del PSOE, cuando el expediente se inició a instancias de la comisión gestora valenciana y cuando el comité nacional del PSPV-PSOE, máximo órgano del partido, acordó, a la vista de la grave situación económica por la que atravesaba el partido en el País Valenciano, investigar al máximo la situación financiera y llegar hasta las últimas consecuencias».

«Aquí no hay ningún trasfondo político», añadió Joan Lerma, secretario general del PSPV-PSOE, «porque el señor Martínez Castellano no ha tenido jamás ninguna relevancia política dentro del partido.»

Asimismo, el comité del PSOE valora su decisión «como un gran servicio prestado a todo el pueblo valenciano», inspirada en el profundo respeto a su electorado, y agrega que en el alcance de la decisión ha prevalecido el lema de «cien años de honradez y firmeza»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1979