Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La remodelación de una colonia municipal, a punto de ser aprobada

La remodelación de la colonia Molinos de Viento, propiedad del Ayuntamiento de Madrid y en la que viven 149 familias, está a punto de ser aprobada, según informó a EL PAIS el concejal presidente de la Junta Municipal del distrito de Latina, Julián Rebollo.Según la misma fuente, la remodelación está prevista que se haga en un solar contiguo a la citada colonia, propiedad de Regiones Devastadas y desocupado desde hace años. En él se situarían, además de las 149 viviendas de la colonia municipal citada, otras veintisiete, para dar realojo a los chabolistas de la colonia de Herminio Puertas.

Con todo, la remodelación ahora anunciada está pendiente de que se formalice un acuerdo sobre el tema entre el Ayuntamiento y el Instituto Nacional de la Vivienda, de acuerdo con el cual, la Corporación municipal aportará los terrenos, en tanto que el INV se encargará de la construcción de las nuevas viviendas.

Para tratar de este posible acuerdo, está previsto que se celebre una reunión Ayuntamiento-INV a primeros del mes que viene. La fecha de iniciación de las obras está pendiente de ver si el presupuesto del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo para el año que viene puede contener una partida con ese fin.

El terreno que quede libre, una vez efectuada la remodelación, es posible que sea destinado, a su vez, para conseguir el realojo de familias que hoy viven en otras colonias del Alto Extremadura, afectadas también por proyectos de remodelación de la zona.

Puerto Chico

La colonia de Puerto Chico, también situada en el distrito de Latina, será urbanizada, tras largos años de espera, en una operación conjunta entre los vecinos de la misma y el Ayuntamiento de Madrid.La operación, que supondrá una inversión en torno a los noventa millones de pesetas, será financiada, en un 70%, por los habitantes de la colonia, en tanto que el 30% restante correrá a cargo del Ayuntamiento. Las obras serán subastadas y su plazo de ejecución se calcula en seis meses, plazo que, muy posiblemente, empiece a contar a partir del mes de febrero del próximo año, fecha en la que se espera hayan sido ya adjudicadas las obras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de septiembre de 1979