El consejo director

de la radiotelevisión israelí ha decidido no organizar en 1980 el Festival de Eurovisión, por no estar prevista en el presupuesto la inversión de los 66 millones de pesetas que costaría organizar el certamen musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de agosto de 1979.