Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde accidental de Navalcarnero suspende dos sesiones municipales

Las decisiones y forma de organizar las sesiones municipales por el alcalde accidental de Navalcarnero, el independiente Carlos Navarro Blanco, han hecho que esta pasada semana no se celebrara ni la comisión permanente ni el pleno previsto, según ha denunciado el grupo socialista de este Ayuntamiento, formado por cuatro concejales.La comisión permanente tendría que haberse reunido el viernes 13 de julio. Por encontrarse el alcalde, Francisco Sandoval, de vacaciones, fue sustituido por el teniente de alcalde Carlos Navarro. Este, a su vez, nombró como sustituto suyo para presidir la comisión al independiente Mario Lozano. José Luis Adel, concejal socialista, declaró nula la sesión, por considerar que el digital nombramiento del sustituto del alcalde era ilegal.

La sesión volvió a convocarse el miércoles día 18. El problema esta vez consistió en que uno de los concejales comunistas, Alberto Villale, había advertido que iba a salir de vacaciones unos días. El alcalde en funciones, Carlos Navarro, nombró como sustituto del señor Villale para la permanente al también comunista Isidro Perales. Los dos llegaron a la permanente y, ante la confusión, el alcalde accidental ordenó a Alberto Villale que abandonase la sala. Este se negó y todo terminó con la suspensión de la sesión.

La cadena de aplazamientos y la confusión -siempre según la versión del grupo socialista- concluyó con lo ocurrido en la sesión plenaria ordinaria convocada para el jueves día 19. El alcalde en funciones no pudo presidirla, «porque tenía una cita con el gobernador civil de Madrid, Juan José Rosón». La sesión quedó aplazada para mañana, lunes, con carácter extraordinario. El aplazamiento ha sido calificado de ilegal por el grupo socialista, por considerar que la citación no se ha hecho con el debido plazo de tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de julio de 1979

Más información

  • La composición del municipio dificulta el funcionamiento