Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAIS VALENCIANO

Trabajador muerto en Valencia por un pelotazo de goma

El joven Valentín González Ramírez, de veinte años de edad, militante de la CNT, fue muerto ayer en Valencia por un pelotazo de goma en el transcurso de un forcejeo entre la Policía Nacional y, los huelguistas. que habían cortado el acceso de los camiones al mercado de abastos, como respuesta al incumplimiento del reciente laudo por la patronal.Poco después de las ocho de la tarde se habían concentrado junto al mercado de abastos varios centenares de personas que repartían hojas relativas a la huelga de trabajadores de carga y descarga del mercado. Transcurrida media hora cruzaron carretillas, vallas y otros objetos en la puerta de acceso para impedir la entrada de vehículos en el mercado y, por tanto, la carga y descarga de productos.

La Policía Nacional se personó minutos después y, por medio de unos megáfonos, advirtió a los grupos allí concentrados que no podían permanecer obstaculizando el paso.

Pasa a página 19

El joven recibió el pelotazo de goma a menos de un metro de distancia

(Viene de primera página)

Al persistir en su actitud y tras recibir órdenes superiores tajantes (según versión facilitada por los huelguistas), cargaron contra los reunidos sin mediar nuevas advertencias.

Unos cincuenta se recluyeron en la caseta donde habitualmente se reúnen los trabajadores de carga y descarga antes de dirigirse a sus respectivos puestos. De ella salieron por el peligro de asfixia a raíz del lanzamiento de botes de humo dirigidos hacia el interior del recinto, que es de escasas dimensiones, tres por cuatro metros.

Según la versión de los hechos facilitada por fuentes policiales, «unos cincuenta encerrados en una de las dependencias del local, armados con palos, se enfrentaron a la fuerza pública, que intentó sacarles de allí ».

Entre tanto, Valentín González, al ver que su padre era atacado por la policía, salió en su defensa, recibiendo entonces un pelotazo de goma a muy escasa distancia, que, según testigos directos, no rebasaría ni un metro.

En su nota oficial, la policía afirma que «un grupo, armado de una valla, intentó arremeter contra la fuerza, y otro grupo trató de sujetar el arma de uno de los policías, disparándose ésta en el forcejeo, dándole en el pecho una pelota de goma a uno de los portadores que arremetían con la valla».

El joven Valentín González resultó herido tan gravemente que falleció antes de ingresar en el Hospital Provincial de Valencia. La víctima trabajaba en el mercado central junto a su padre desde hace dos años y era conocido por su militancia en la central anarquista CNT. Vivía en El Grao, barrio marítimo donde se prolonga la ciudad y dedicado primordialmente a la actividad portuaria.

Desde marzo último trabajadores de carga y descarga se encuentran en negociaciones con la patronal para proceder a la renovación anual de su convenio colectivo. Al no existir acuerdo, la autoridad laboral dictó un laudo que supone un incremento salarial del 14% entre otras mejoras. No obstante, la patronal ha mantenido un actitud intransigente al no acceder al cumplimiento de los puntos establecidos por el laudo.

«La Delegación de Trabajo y la Inspección se han comportado como caballeros con nosotros en nuestro conflicto», aseguró a EL PAIS el presidente del grupo sindical de carga y descarga, Esteban García Muñoz, «pero la postura intransigente de la patronal nos ha llevado a iniciar actuaciones como impedir la entrada de los camiones». El señor García Muñoz declaró asimismo que «todas las autoridades conocían nuestra situación, pero no han querido tomar iniciativas ni cartas en el asunto».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de junio de 1979

Más información