Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Baloncesto: campeonato de Europa

Israel supo aprovechar los fallos de España

Frente a Israel llegó la primera derrota de España en la XXII edición del Campeonato de Europa de Baloncesto, que se celebra en Italia, y cuya fase final tiene lugar en Turín. Por su parte, Israel es la primera vez en la historia que gana a España. La selección española, lejos de lucir sus virtudes, dejó ver todos sus defectos, especialmente en lo que se refiere a perder balones -inexperiencia- y no coger rebotes, algo crónico en el baloncesto español. Israel demostró que su triunfo frente a Yugoslavia no se debió enteramente a la suerte, y dejó ver que se trata de un equipo que goza de un gran equilibrio.Indudablemente, no tuvo su día el equipo español. Le ocurrió eso tan frecuente de que después de un gran triunfo viene el inevitable relajo y el desinflamiento. Empezó en defensa individual, con Llorente, Brabender, Epi, Rullán y Santillana. La defensa no era en principio del todo mala, pero no había suficientes ayudas. Quizá esto «equivocase» a Díaz-Miguel y le llevó a cambiar a zonas. Los israelíes juegan más cómodos ante la zona porque tienen buenos tiradores de media distancia, y un Berkovich capaz de perforar cualquier tipo de defensa, siempre que no tenga un hombre completamente encima de él. Ahí falló el planteamiento de Díaz-Miguel que, por asegurar el triunfo, complicó el partido, ya que algo parecido le pasó cuando puso a Iturriaga de base, lo que propició que en dos minutos Israel se adelantase en diez puntos.

Siendo generosos se puede decir que la cantidad de balones que perdió el equipo español se debió a la inexperiencia y juventud de muchos de sus hombres, pero en cualquier caso esto no deja de ser una bondadosa disculpa. Junto a este importante fallo hay que unir el hecho de que volvió a ser protagonista el problema temido y anunciado mil veces por el seleccionador de que no se cogen rebotes. Fueron los factores determinantes de la derrota.

Faltó patrón de juego en la segunda parte

En el segundo tiempo España perdió el timón y aquí quedó más claro que hoy por hoy es superior Israel. El equipo español defendió mal, perdió balones, no cogió rebotes, y estuvo casi siempre desordenado en ataque. Pese a todo esto hizo las mismas canastas (38) que su rival ya que los cuatro puntos de diferencia son debidos a los tiros libres. Es evidente que España, de tener una actuación normal, hubiera vencido sin mayores problemas.

Sin embargo, también hay que reparar en que Israel, considerado ya como revelación de este europeo, cosa que viene avisando en los últimos años tanto a nivel de club como de selección, posee un conjunto muy equilibrado con un nivel muy aceptable. Todos los hombres de fuera saben jugar atrás y tienen en Kaplan y Berkovich buenos tiradores de media distancia. Menkin hace una gran labor sorda bajo los aros y Yanai y Silver se hacen con los rebotes. Todo ello aderezado con la guinda extraordinaria que supone un Berkovich que ya en categoría junior anunció que iba a ser una gran estrella. Quizá en otra ocasión esto no hubiera sido suficiente pero ayer sirvió para deshacerse de la selección española, que, sin duda, no fue la misma que venció a la URSS. Todos los agujeros que siempre tiene un equipo quedaron ayer al descubierto, lo que no quiere decir que no pueda ya taparlos.

Otros resultados

Del primer al sexto puesto: Unión Soviética, 96; Yugoslavia, 77. Clasificación: 1, Israel, 5 puntos; 2, Checoslovaquia, Italia, España y Unión Soviética, 3 puntos. Del séptimo al duodécimo puesto. Polonia, 85; Bulgaria, 78. Holanda, 67; Francia, 80. Clasificación: 1, Polonia, 6 puntos; 2, Francia, 5; 3, Grecia y Bulgaria, 3; 5, Bélgica y Holanda, 2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de junio de 1979