Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento podría suspender la licencia del centro comercial de la Vaguada

El Ayuntamientode Madrid está estudiando la posibilidad de suspender temporalmente la licencia de construcción del centro comercial de la Vaguada, del barrio del Pilar, según se desprende de una nota, de carácter no oficial, distribuida ayer tarde por el gabinete de prensa municipal.

La construcción del centro comercial de La Vaguada, del barrio del Pilar, puede ser interrumpida por el Ayuntamiento de Madrid, si prospera la propuesta hecha por la Delegación municipal de Obras y Servicios Urbanos, por medio de un informe. En tal informe se considera la precaria situación económica de la Corporación como base para tal decisión.La nota distribuida ayer por la tarde por el gabinete de prensa explica que «la realización del centro comercial de La Vaguada, en su actual concepción, aparecía íntimamente unidaa la construcción de un centro cívico. La realización de este centro cívico se concibió como una compensación concedida al movimiento ciudadano, que siempre mantuvo su total oposición a la realización de aquel centro comercial».

Sin embargo, la rnisma nota razona que, «teniendo en cuenta que no existe ningún tipo de previsión de fondos para poder acometer en un futuro próximo la realización del centro cívico, de no suspenderse temporalmente las obras de construcción del centro comercial puede presentarse el grave problema de que, al cabo de unos años, estuvieran terminadas las obras del centro comercial, pero no se hubiera podido acometer la construcción del centro cívico promeltido, ni estuv leran terminadas las obras de úrbanización. Esta situación pondría, sin duda, en entredicho la eficacia del Ayuntamiento y podría llegar a ser utilizada en desprestigio de la alcaldía».

Por ello, «hasta tanto no se tenga la seguridad de poder acometer sin la menor duda la construcción del centro cívico y de que se van a completar las urbanizaciones perimetrales, habría que suspender temporalmente la licencia, en espera de que la firma constructora del centro comercial facilitase la financiación de ambas obras a la vez. Incluso se podría plantear una consulta popular sobre la aceptación o no del centro, para impedir que los deseos de los vecinos se vean deformados o manipulados».

La nota termina asegurando que «las obras del centro comercial pueden iniciarse en cualquier momento, por lo que parece urgentetanto la consulta popular como la decisión de suspender temporalmente aquella licencia».

Simultanear las obras

Javier Angelina, concejal socialista responsable de la Delegación de Obras del Ayuntamiento, aseguró a un redactor de EL PAIS que la nota hecha pública responde a «la preocupación por parte de determinados departamentos municipales de cara a la obligación que le han impuesto al Ayuntamiento de construcción de un centro cívico, con lo que se gravaría, con los gastos inherentes a tal construcción, la difícil situación financiera de la Corporación».

«Por otra parte», añadió, «hay que dejar claro al vecindario del barrio del Pilar que si se empieza la construcción del centro comercial no puede hacerse de forma inmediata el centro cívico, debido a esa penuria económica del Ayuntamiento.»

Según fuentes municipales, la construcción del centro cívico que el Ayuntamiento se comprometió a realizar puede suponer un desembolso del orden de ochocientos millones de pesetas, de los que no disponen las arcas municipales. Las mismas fuentes sugerían que la nota de ayer no era más que un globo sonda «para estudiar las posibles reacciones».

Eduardo Mangada, concejal responsable de ¡a Gerenda, aseguró conocer la nota del gabinete de prensa, aunque prefirió no comentarla. «Tengo que estudiar todo el tema, y no sé exactamente cada extremo, pero creo, en principio, que puede ser válida», dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 1979

Más información

  • No tiene dinero para realizar el centro cívico