Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe González: "No es un problema de moderación, sino de seriedad y rigor"

«No es un problema de moderación, sino de seriedad y rigor. Yo no voy a impulsar un movimiento moderado», manifestó ayer el hasta ahora primer secretario del PSOE, Felipe González, al entrar en la reunión que celebró la gestora con la comisión ejecutiva saliente, para traspasar funciones y dar cuenta de los temas pendientes de la anterior dirección.

Felipe González advirtió que prefería esperar unas semanas antes de hacer declaraciones, pero aun así manifestó que la comisión gestora es ahora la que dirige el partido y tiene que dar las instrucciones. «Respecto al Grupo parlamentario», añadió, «todavía no se ha determinado cuál va a ser su dirección».Dijo también que aún no tiene determinados cuáles van a ser sus pasos como militante del PSOE. «Están produciéndose algunas declaraciones», agregó, «que no se corresponden con la realidad, sobre alternativas más de izquierda o de derecha del partido. Yo tengo la impresión de que no hay nadie a la izquierda de lo que yo he estado representando estos años. Puede haber oportunismo o torpeza, y creo que hay también compañeros que se han dejado arrastrar por algo que no es ser de izquierda, sino ser demagogo».

Añadió que nova a tratar de impulsar ante el próximo congreso un movimiento moderado, «sino más bien al contrario. Creo que en este momento estamos en condiciones de exigir más desde el punto de vista socioeconómico y de los conocimientos ideológicos. No es un problema de moderación, sino de seriedad y rigor».

Manifestó después que «en el PSOE no hay tendencias que no hayan estado representadas, si es que se les puede llamar tendencias a ciertas corrientes de opinión, en la comisión ejecutiva. Lo curioso es que el reflejo que ha aparecido hacia afuera de estas distintas opiniones en la ejecutiva no es exactamente el reflejo de las posiciones que han adoptado cada uno de los miembros de la ejecutiva. A veces aparecen personas con un planteamiento más radical, que, sin embargo, son más moderadas, en el seno de la dirección; pero creo que en el partido no hay un problema de tendencias, sino de identidad, y tal vez en las próximas semanas declare cuáles son los puntos que creo que han fallado y han originado la polémica sobre el congreso».

Triunfará el socialismo contra el criptocomunismo

«Al final, después de declaraciones y polémicas, creo que va a triunfar el Partido Socialista, es decir, va a triunfar el socialismo con su identidad propia, y van a fracasar los que practican un cierto criptocomunismo, que no son capaces de aceptar cuál es la identidad del partido, tanto histórico como actual. Va a triunfar el Partido Socialista con su identidad propia.»

Dijo también que la opinión, según la cual Felipe González tiene muchas posibilidades de salir elegido primer secretario, en el próximo congreso extraordinario del PSOE, es una tesis que se basa en una fundamentación muy frágil, pues aún está por ver cuál va a ser su decisión personal en torno al futuro del partido.

«Si alguien piensa que va a haber una escisión», agregó, «se equivoca. En este partido las escisiones jamás han prosperado. La gente ha tenido fidelidad al partido por encima de las discrepancias, desde el punto de vista ideológico. Por tanto, creo que no va a haber ningún cisma, ni en el partido ni en la sociedad española tampoco».

Puntualizaciones de Bustelo

Poco después de conocidas estas declaraciones, Francisco Bustelo hizo unas puntualizaciones a Europa Press, resumidas en estos cuatro puntos:

1. Se ha iniciado un periodo de cuatro a seis meses para preparar el próximo congreso del PSOE, y esa preparación hay que hacerla con rigor y seriedad, dentro del propio partido, aunque, como es lógico, la opinión pública se interese por el tema y tenga que estar informada.

2. Por todo ello, quiero señalar que palabras como «demagogia», «dogmatismo» o «criptocomunismo» están totalmente fuera de lugar, y que no es en ese nivel donde se debe situar el debate.

3. Que esos calificativos, además de improcedentes, están totalmente injustificados lo demuestra, entre otras cosas, el simple hecho de que la resolución política aprobada en el reciente congreso socialista y que provoco la no continuación de Felipe González era la misma que la del congreso anterior, bastante suavizada, gracias, en parte, a las intervenciones que realicé en las deliberaciones de la ponencia política.

4. Felipe González considera injusto, quizá con razón, que se le tilde de moderado. Ahora precisamente tiene la ocasión de demostrar en la preparación del próximo congreso, y durante él, que los temores que abrigamos muchos de que quería dar un giro hacia la derecha al partido eran falsos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1979

Más información

  • "La dirección política del partido dependerá de la gestora"