Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directiva del Barcelona no acepta la dimisión de Núñez

El presidente del Fútbol Club Barcelona continúa en su cargo tras no aceptar la junta ejecutiva del club su dimisión. En reunión de dos horas, celebrada anoche en el club catalán, los directivos barcelonistas retuvieron a su presidente argumentando que tras las muestras de apoyo recibidas no podía aceptarse su renuncia.Otro tema de la reunión fue el de los medios informativos y en ese sentido se acordó crear una comisión presidida por el directivo Muntañola que deberá negociar con la Asociación de la Prensa de Barcelona las mejores vías de entendimiento para lograr la paz entre los directivos del Fútbol Club Barcelona y los profesionales de la información. Un grupo de éstos dio ayer a conocer un escrito de protesta contra el presidente del Barcelona. La finalidad es salir al paso de determinadas acusaciones contra su honradez profesional por parte del máximo dirigente azulgrana. El escrito es el siguiente:

«Los profesionales de la información, ante las últimas acusaciones del presidente del Barcelona, en las que afirma que una parte de los medios informativos están manipulados en contra suya, consideran que las mismas constituyen una agresión al honesto desarrollo de la profesión.

Este hecho no es nuevo. Los periodistas lo hemos venido soportando por parte del presidente del Barcelona desde antes de su elección presidencial. El primer hecho grave se manifestó en boca del vicepresidente cuando dirigió un insulto soez a toda la prensa y radio de España, asegurando que les bastaba con disponer del apoyo de televisión. Desde entonces, y de forma ininterrumpida, los medios informativos han sido el recurso en el que se ha escudado la directiva barcelonista frente a cualquier vaivén de la opinión pública. La conquista de la Recopa, hecho histórico sin precedentes en los anales del Barcelona, fue celebrado con espontánea unanimidad por todos los medios de información, como es público y notorio. En consecuencia, no es de extrañar que este júbilo de todos los barcelonistas y de toda Cataluña haya sido manipulado desde la directiva del Barcelona, para convertirlo una vez más en argumento de descrédito para los profesionales de la información.

Nos hemos visto empujados a hacer esta declaración porque en nuestro compromiso con la opinión pública no podemos permanecer impasibles ante el bombardeo manipulador con que se ha tratado de desvirtuar los últimos acontecimientos que han tenido como protagonista al Barcelona.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1979

Más información

  • Protesta de un grupo de periodistas contra el presidente