Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Raimon Carrasco, presidente de Banca Catalana

Raimon Carrasco ha sido designado presidente del consejo de administración de Banca Catalana, cargo que desempeñaba Jaume Carner Sunyol, quien ahora será presidente de la junta de accionistas. Este desdoblamiento de cargos (hasta ahora recaían en la misma persona) se produce como consecuancia de una modificación estatutaria.En un informe presentado ayer por el señor Carrasco a la junta de accionistas, al finalizar 1978, los fondos propios del banco alcanzaban los 5.779,3 millones de pesetas, y los depósitos ajenos ascendían a 68.931,7 millones. Los beneficios del banco fueron de 525,6 millones de pesetas.

El grupo completo de Catalana, incluyendo la propia Banca Catalana y los bancos Industrial de Cataluña, Barcelona, Mercantil de Manresa y Gerona, alcanza, entre depósitos y bonos, un total de 146.773 millones de pesetas; si a ellos se une el Banco Industrial del Mediterráneo, recientemente incorporado a la esfera de la Banca Catalana, el grupo se sitúa alrededor de los 200.000 millones de pesetas en recursos ajenos.

En su intervención ante los accionistas, el señor Carrasco argumentó que «la crisis económica actual nos indica bien a las claras que hemos de cambiar de táctica y dar más importancia a la rentabilidad por encima del deseo de crecimiento. Afortunadamente», dijo, «esta circunstancia se produce en un momento en que nuestro grupo bancario es lo bastante fuerte para generar no sólo el crecimiento general de todas las partidas del balance, sino para dar unos beneficios correctos ».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 1979

Más información

  • Jaume Carner, presidente de la junta de accionistas